192

Publicidad

Michael Jackson

Neverland, el rancho de Michael Jackson se vende por 18 millones de euros

El multimillonario californiano, Ron Burkle, ha comprado Neverland, el famoso rancho de Michael Jackson por 18 millones de euros. Una quinta parte de los 82 millones que valía la propiedad hace cinco años.

Neverland, el famoso rancho de Michael Jackson, en California, se ha vendido por una cantidad cercana a los 18 millones de euros al multimillonario estadounidense Ron Burkle. Cifra que supone que este conocido enclave se haya vendido por una quinta parte de su valor hace sólo cinco años.

El nuevo dueño de Neverland es un empresario de Montana con inversiones que van desde supermercados hasta la industria del entretenimiento. Burkle reconoce haber comprado el rancho “como una oportunidad inversión para su posterior venta”.

Algo que ocurre, porque el precio de 22 millones de dólares (18 de euros), en el que se ha cifrado la venta, según The Wall Street Journal, significa que el rancho ha perdido casi cuatro quintas partes de 100 millones de dólares en los que se cifró su valor hace cinco años. Una cantidad que se ha ido reduciendo con el paso del tiempo. Ya durante el pasado año se tasó en 31 millones de dólares. Cifra por la que no se encontró ningún comprador.

Michael Jackson habría pagado 19,5 millones de dólares (16,2 millones de euros) por la propiedad en la década de los 80. Para posteriormente vendérselo un año antes de morir a la firma de inversiones Colony Capital de Thomas Barrack Jr., que le compró el rancho al cantante por 22,5 millones el año previo a su muerte (18,5 millones de euros).

La finca de 1.100 hectáreas, ubicada a 65 kilómetros de Santa Bárbara. En ella se puede encontrar, además de la casa principal con seis habitaciones y tres casas de huéspedes, un lago con una cascada, canchas de tenis, varios graneros e instalaciones para refugio de animales.

Neverland, un lugar entre el cielo y los infiernos

Durante su dilatada carrera, Michael Jackson, convirtió Neverland un refugio temático al que acudían todos sus fans. El rancho contaba incluso con ferrocarril de juguete, noria y orangutanes. Fue allí, además, donde escribió algunos de sus principales éxitos. Pero es un lugar que también tiene un pasado oscuro. Allí, es a donde el cantante invitaba a los niños a visitarlo y a dormir, y el escenario de los supuestos abusos sexuales de menores de los que fue acusado a principios de siglo.

Publicidad