Publicidad

Alexéi Navalny

Navalny anuncia en Instagram que va a poner fin a su huelga de hambre

El crítico con el Kremlin ha explicado que abandona la huelga "en vista de los éxitos alcanzados".

El líder opositor ruso, Alexéi Navalny, que se encuentra en un delicado estado de salud, ha anunciado este viernes, a través de su cuenta de Instagram, que abandona la huelga de hambre que mantuvo durante 24 días en prisión para exigir que le vean sus médicos de confianza.

"A la vista de los avances logrados y de todas las circunstancias, empiezo a abandonar la huelga de hambre. Por regla general, esto me va a llevar otros 24 días y dicen que es aún más difícil", ha señalado el crítico con el Kremlin.

El líder opositor ha afirmado que, con el "tremendo apoyo de buenas personas en todo el país y en todo el mundo", se ha logrado que le examinen en dos ocasiones médicos externos, la última vez justo antes de la multitudinaria marcha que su equipo convocó en su apoyo el miércoles en más de un centenar de ciudades rusas.

Traslado gracias a las protestas

Gracias a la presión internacional y nacional, Navalny fue llevado el martes a un hospital civil en la región de Vladímir, a unos 200 kilómetros de Moscú.

Previamente, las autoridades solo habían accedido a ingresarlo en un hospital penitenciario cerca de la prisión en la que cumple una condena de dos años y medio de cárcel por un antiguo caso penal para que reciba suero y una terapia vitamínica.

Tras el examen médico, todos los informes y resultados fueron entregados a los médicos habituales de Navalny a través de sus abogados y sus familiares para que pudieran emitir una opinión.

Publicidad