NASA

La NASA insta a reducir las emisiones de metano al ser el gas que más contribuye al calentamiento global

La quema de combustibles fósiles, la descomposición en vertederos y el sector agrícola son los responsables del 60% de las emisiones mundiales de metano.

Contaminación

Publicidad

Los científicos de la NASA han llevado a cabo un estudio para explicar cómo el metano se convierte en una de las principales fuentes de emisiones contaminantes y cómo esto contribuye al cambio climático.

Según la agencia espacial estadounidense, los recursos humanos son los responsables del 60% de las emisiones mundiales de metano. Estos proceden principalmente de la quema de combustibles fósiles, la descomposición en vertederos y el sector agrícola. Asimismo, los entornos naturales también producen metano, principalmente los humedales, que aportan el 30% de las emisiones mundiales.

Las concentraciones de este hidrocarburo alcano han aumentado considerablemente desde 2006 debido al uso intensivo del petróleo, el gas, el carbón, la demanda de producción de alimentos y residuos orgánicos.

Pérdida de superficie forestal

Los últimos datos confirman que la Tierra perdió casi 26 millones de hectáreas de cubierta forestal, lo que es un área más grande que el Reino Unido, durante el pasado 2020. En ese mismo año también se perdieron alrededor de 4,2 millones de hectáreas de bosques primarios tropicales lluviosos debido a la producción de alimentos y al cultivo de productos básicos.

Entre los causantes clave de la pérdida de los bosques en tiempo récord se encuentra la tala de pequeñas parcelas dentro de bosques en África, Centroamérica y partes de Sudamérica para cultivar hortalizas, frutas, cereales y pequeños rebaños de ganado, que luego dejan los campos en barbecho a medida que el suelo pierde su fertilidad.

En Sudamérica y el sudeste asiático, los cultivos básicos que causan la pérdida forestal incluyen carne de res, soja, aceite de palma, maíz y algodón. "A diferencia de los despejes forestales temporales asociados con la agricultura a pequeña escala, la producción a gran escala de bienes básicos a menudo implica la tala indiscriminada y produce un gran impacto en los bosques".

Por todo ello, los expertos indican que el descenso de la cantidad de metano en la atmósfera podría tener un impacto significativo en la reducción del cambio climático y podría contribuir a mantener el cambio de temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados.

Sector pecuario, fuente de emisiones de gases de efecto invernadero

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) defiende que "la ganadería es clave para la seguridad alimentaria. La carne, la leche y los huevos proporcionan el 34% de la proteína que se consume en todo el mundo".

No obstante, avisa: "Los productos ganaderos son responsables de más emisiones de gases de efecto invernadero que la mayoría de las otras fuentes de alimentos". Con ello, la ganadería bovina representa cerca de dos tercios del total, en gran parte debido a las emisiones resultantes de la fermentación ruminal.

Alternativas para la reducción de emisiones

Entre las soluciones para reducir el nivel de metano global se encuentran los sistemas de biogás, que transforman los residuos del ganado, los cultivos, el agua y los alimentos en energía.

Publicidad