El mes de junio nació en el hospital de Colombia un bebé con una cola vestigial de unos 12 centímetros que los médicos tuvieron que extirpar mediante una cirugía. Durante la operación, se estudió que la cola no tuviera ninguna relación con los nervios internos o con la médula, para que se pudiera aislar sin problema.

La fotografía del hospital donde aparece el bebé con una 'cola de rata' ha revolucionado las redes sociales. El médico explicó a la madre que durante las primeras semanas de embarazo se desarrolla una cola, un vestigio de la evolución humana, con la apariencia de una cola de ratón que crece a la altura del coxis y suele estar formada por tejido conectivo, músculos, vasos sanguíneos, nervios y piel, según informa 'crónica.com'.

En la mayoría de casos, la cola desaparece debido a la acción de un gen humano.