En Tokio, Japón, han abierto un museo único en el mundo, se trata uno dedicado a la caca. Los que lo visiten cecibirán una figura de color pastel que simula un escremento.

Los visitantes pueden todo tipo de fotos junto con las piezas que allí se exponen. En el museo también encontramos dulces muy particulares, retretes de todos los colores o incluso una pantalla interactiva con los que grandes y pequeños se divierten durante el recorrido.

La exposición pretende cambiar la impresión negativa que tenemos sobre las heces. El museo recibe la asistencia de mil personas cada día.

También te puede interesar...