131.007833

Publicidad

Coronavirus

Multitudinario discurso de Donald Trump sin medidas de seguridad mientras el coronavirus bate récords en EEUU

En Estados Unidos, se ha alcanzado un nuevo récord diario de contagios con más de 60.000 personas afectadas en 24 horas cuando los estadounidenses celebran este sábado su fiesta nacional y el presidente ha vuelto a salir en un multitudinario acto sin ninguna medida de seguridad.

Donald Trump sigue sin hablar de coronavirus aunque la pandemia tenga en jaque al país. Sus palabras para conmemorar la fiesta nacional han sido más bien las de un acto de campaña prometiendo ley y orden y acusando de fascistas y totalitarias las protestas contra los monumentos de quienes defendieron la esclavitud.

La recomendación oficial contra la pandemia es evitar aglomeraciones, mantener distancia social y usar mascarilla, justo lo contrario de lo ocurrido. Se contaban con los dedos de una mano quienes portaban mascarilla al pie del Monte Rushmore, en lo que fue más un mitin electoral que un discurso institucional.

Los asistentes fueron 7.500 incondicionales de Trump apiñados sin distancia, como en la tribuna de honor, sin protección alguna, y eso que la novia del hijo mayor del presidente había dado positivo antes del acto.

El coronavirus en Estados Unidos

Trump apenas mencionó la pandemia, aunque siete de los 50 estados han registrado récords de infecciones en las últimas 24 horas y en otros 37 los casos positivos aumentan. Los hospitales de Texas y Arizona, donde apenas hubo restricciones al comienzo de los contagios, empiezan a saturarse.

En los condados más poblados de Florida se ha prohibido el ocio nocturno, se ha anulado la reapertura de casinos y muchas playas que ayer estaban abarrotadas estarán cerradas este fin de semana. Las embarcaciones de recreo son la alternativa.

En tierra, muchos alcaldes, incluso de zonas tradicionalmente republicanas, han tenido que rendirse a la evidencia y han ordenado el uso de mascarillas en todo espacio público.

Publicidad