En medio de cánticos del partido, pañuelos blancos en alto y banderas, el féretro de García ingresó a la antigua casona cargado por su hijo Alan Raúl y varios de los principales dirigentes, entre ellos, los congresistas Mauricio Mulder, Javier Velásquez y Jorge del Castillo.

Más de un millar de seguidores del exgobernante lanzaron flores y cantaron sin parar, con lágrimas en los ojos, los lemas e himnos del partido, así como vivas a García. El expresidente se disparó en la cabeza la mañana de este miércoles cuando un fiscal, acompañado por policías, acudió a su casa a detenerlo, a raíz de las investigaciones por presuntos sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.

"Alan dignidad", gritaron los seguidores y asimismo dirigieron su enojo hacia el mandatario peruano, Martín Vizcarra, a quien García atribuyó una supuesta persecución política, al proferir "¡Vizcarra asesino!".

Las personas reunidas en el velatorio guardaron un minuto de silencio por el deceso del expresidente, al cabo del cual todos gritaron "Alan García, presente!" y "el Apra nunca muere!". Se estima que en las próximas horas arriben al lugar, la exesposa de García, Pilar Nores, sus hijas, así como Roxanne Cheesman, la madre de su último hijo Federico Dantón.

A pesar de que el Gobierno peruano ha decretado el duelo nacional por tres días y brindarle los honores de jefe de Estado en su funeral, su familia y partidarios han decidido realizar su despedida en la "Casa del Pueblo" rodeado por sus seguidores y a donde están acudiendo a dar el pésame los políticos, congresistas y autoridades locales.