Cirujanos en un quirófano

Publicidad

Una mujer asiática, apellidada Li, es incapaz de cerrar los ojos tras hacerse una cirugía de doble párpado. La operación tuvo un coste de 13.000 yuanes (1.600€). Ahora, la vista de Li ha empezado a difuminase por tener los ojos demasiado tiempo abiertos. Ni siquiera puede dormir con los ojos cerrados.

Tras someterse a una segunda operación para solventarlo, no presenta ninguna mejora significativa. Al estar tan cerca las dos operaciones, las cicatrices se han unido, agravando así la dolencia según informa 'Oriental Daily'.

El hospital aseguró que la imposibilidad de cerrar los ojos es un efecto secundario normal y se solucionará a medida que baje la inflamación. No obstante, propuso realizar una tercera intervención pero la paciente la rechazó. Finalmente, ambas partes llegaron a un acuerdo y Li recibió una compensación de 30.000 yuanes (3.800€ aprox.).

Esta cirugía, llamada blefaroplastia, es común entre la población de China puesto que uno de cada dos asiáticos no poseen el pliegue visible del párpado. Es una cirugía estética que logra que los ojos sean visiblemente más grandes.

Una mujer asiática, apellidada Li, es incapaz de cerrar los ojos tras hacerse una cirugía de doble párpado. La operación tuvo un coste de 13.000 yuanes (1.600€). Ahora, la vista de Li ha empezado a difuminase por tener los ojos demasiado tiempo abiertos. Ni siquiera puede dormir con los ojos cerrados.

Tras someterse a una segunda operación para solventarlo, no presenta ninguna mejora significativa. Al estar tan cerca las dos operaciones, las cicatrices se han unido, agravando así la dolencia según informa 'Oriental Daily'.

El hospital aseguró que la imposibilidad de cerrar los ojos es un efecto secundario normal y se solucionará a medida que baje la inflamación. No obstante, propuso realizar una tercera intervención pero la paciente la rechazó. Finalmente, ambas partes llegaron a un acuerdo y Li recibió una compensación de 30.000 yuanes (3.800€ aprox.).

Esta cirugía, llamada blefaroplastia, es común entre la población de China puesto que uno de cada dos asiáticos no poseen el pliegue visible del párpado. Es una cirugía estética que logra que los ojos sean visiblemente más grandes.

Publicidad