Reino Unido

Una mujer gana una demanda contra una empresa tras rechazarle trabajar menos horas para cuidar a su hija

La mujer tenía una hija que iba a la guardería en Reino Unido. Pidió terminar su jornada laboral una hora antes para poder ir a recogerla.

En resumen
  • El tribunal le dio la razón a la mujer tras demandar a la empresa
  • La indemnización es de 185.000 libras
Manos de una persona mayor y de un bebé

Publicidad

Alice Thompson es una mujer que quería trabajar menos horas para poder recoger a su hija de la guardería en Reino Unido. Sin embargo, la petición fue denegada. Thompson decidió denunciar la situación y ha ganado.

Trabajaba como agente inmobiliaria en Reino Unido. Terminó renunciando después de recibir un trato poco comprensivo por parte de su jefe. Alice Thompson le había pedido salir más temprano del trabajo para ir a buscar a su hija, quien estaba a una hora de distancia en la guardería.

Le había surgido una emergencia familiar y necesitaba reducir su horario. Así lo indica 'Clarín'. Thompson dio por hecho que esta reducción de horas se vería acompañada de una reducción de su sueldo.

Sin embargo, su jefe rechazó la petición al sospechar que tendría un "efecto perjudicial en la capacidad de satisfacer la demanda de los clientes". Recursos humanos tampoco respondió.

Demandó a la empresa

Al final, Alice Thompson decidió renunciar a su puesto de trabajo y demandó a la empresa por "discriminación y acoso laboral". El tribunal le otorgó la razón y 185.000 libras esterlinas.

"Propuse lo que hubiera funcionado para mí. Si eso no funcionó para la empresa, me hubiera encantado escuchar una contraoferta, lo que podría funcionar para ellos", explica. Incluso explicó que podría haber entrado una hora antes y así continuar la jornada completa.

El tribunal dictaminó que Thompson había sufrido una discriminación sexual indirecta cuando la empresa se negó a considerar la solicitud que había propuesto. Había sido una exitosa agente inmobiliaria antes de quedarse embarazada en 2018.

Aunque ganó el caso, el tribunal negó otras afirmaciones con respecto a su tratamiento, incluida la discriminación por embarazo y maternidad.

Publicidad