Al menos dos personas han perdido la vida al ceder el suelo de una discoteca en la ciudad china de Baise, al suroeste del país. Otras 85 han resultado heridas, una decena de gravedad.

El derrumbe ha sucedido de madrugada. La policía investiga las causas por las que el local, con estructura de acero, ha terminado cediendo.