Australia

Mueren 200 ballenas después de quedar varadas en una playa de Australia

Los equipos de expertos luchan a contrarreloj para reflotar a unas 35 ballenas que han sobrevivido a este incidente. Las ballenas piloto suelen navegar la zona del océano Índico y se calcula que cerca de 300 animales quedan varados anualmente.

Vista aérea de unas 230 ballenas varadas en una remota playa de la bahía de Macquarie

Vista aérea de unas 230 ballenas varadas en una remota playa de la bahía de Macquarie EFE

Publicidad

Alrededor de 200 ballenas murieron este miércoles tras quedar varadas en una playa en la costa oeste de Tasmania, en Australia. La noticia se conoció después de varios intentos fallidos por parte del Programa de Conservación Marina del gobierno de ese país por rescatar a los animales.

Este hecho ocurre una semana después de que apareciesen 470 ballenas piloto de aleta larga, o calderones comunes, atascadas en bancos de arena. Tras una semana de esfuerzos, 111 de esas ballenas fueron rescatadas, pero las demás murieron.

Este miércoles, solo 35 de las aproximadamente 230 ballenas encontradas en la playa el día anterior seguían vivas. Así lo dijo Brendon Clark, responsable de Operaciones de los servicios locales de vida silvestre. Las ballenas habían quedado encalladas en el lugar justo dos años después del mayor incidente de esta clase en la historia de Australia, descubierto en la misma zona.

La entrada a ese puerto, llamado Hell’s Gate, es un canal conocido por ser peligroso y poco profundo. Linton Kringle, piscicultor de salmón en la zona, ayudó en las labores de rescate de 2020 y había anticipado la nueva operación sería más difícil.

"La última vez estaban en el puerto y es bastante tranquilo, y en cierto modo podíamos lidiar con ellas y alcanzarlas con nuestros barcos", explicó a la Australian Broadcasting Corp. "Pero en la playa no se puede meter un barco", agregó.

¿Cuáles son las causas?

Vanessa Pirotta, científica especializada en mamíferos marinos, admitió que aún desconocen las causas que ha originado este fenómeno. "El hecho de que hemos visto que le vuelve a ocurrir a especies similares, en la misma época, en el mismo lugar, en términos de que se varan en el mismo punto, podría ofrecer algún indicio de que podría haber (un factor) del entorno aquí", dijo Pirotta.

Por otro lado, David Midson, director general del Consejo de la Costa Occidental, instó a la gente a mantenerse alejada. "Las ballenas son una especie protegida, incluso ya muertas, y es un delito interferir con un cadáver", indicó la agencia medioambiental.

Por otra parte, el científico marino de la Universidad de Griffith, Olaf Meynecke, aseguró que es muy raro encontrar cachalotes varados, pero no descartó que el aumento de las temperaturas esté influyendo sobre las corrientes oceánicas y trasladando las fuentes tradicionales de alimento de los cetáceos.

"Irán a lugares distintos y buscaran fuentes de alimento distintas", explicó Meynecke. El lunes se también se habían encontrado 14 ballenas en la Isla King, ubicada en el Estrecho de Bass entre Melbourne y la costa norteña de Tasmania.

Publicidad