El presidente de Tanzania, John Magufuli

Publicidad

Tanzania

Muere el presidente de Tanzania, John Magufuli, a los 61 años por una enfermedad cardíaca

El jefe del Estado tanzano permanecía en paradero desconocido desde el pasado 27 de febrero, día en el que hizo su última aparición pública. Desde entonces los rumores sobre su estado de salud han sido constantes.

El presidente de Tanzania, John Pombe Magufuli, ha fallecido este miércoles a los 61 años por una enfermedad cardíaca, según ha informado este miércoles la vicepresidenta del país africano, Samia Suluhu Hassan. Lo ha hecho en un discurso televisado dirigido a toda la nación donde también confirmó que murió en Dar es Salam, la capital económica de Tanzania.

Hassan ha explicado que el jefe del Estado fue ingresado el pasado 6 de marzo en el Instituto Cardíaco Jakaya Kikwete, en Dar es Salaam, donde se guardará luto nacional durante los próximos 14 días. "Tenía una enfermedad cardíaca desde hace algunos años".

Se había especulado sobre su salud

El pasado 27 de febrero tuvo lugar la última aparición pública de Magufuli. Desde entonces, su prolongada ausencia había desatado numerosos rumores acerca de su salud. El gobierno no había dado una respuesta clara sobre su paradero por lo que las especulaciones eran cada vez más constantes. El pasado viernes, el primer ministro tanzano, Kassim Majaliwa, confirmó que había hablado con el presidente por teléfono y que estaba en perfecto estado. "Los tanzanos pueden estar seguros de que su presidente está cerca, sano y trabajando duro".

Sin embargo, días más tarde el líder de la oposición, Tundu Lissu, advirtió que Magufuli había sido evacuado a India en estado crítico para recibir tratamiento por coronavirus. "Mis propias fuentes en el TISS (Servicio de Inteligencia y Seguridad de Tanzania) dicen que está con COVID bajo cuidados intensivos y está paralizado de un lado y de la cintura para abajo después de un derrame cerebral".

Magufuli había negado la existencia del coronavirus

Magufuli es el quinto presidente de Tanzania, cargo que ocupaba desde 2015. Durante la pandemia dijo que Tanzania estaba libre de coronavirus gracias a las oraciones. Desde entonces se negó a imponer restricciones, permitió la realización de eventos deportivos y prohibió la realización de test de detección. En marzo de 2020, poco después de registrarse el primer caso de COVID-19 en el país, el presidente afirmó que "el coronavirus es el diablo y no puede sobrevivir en el cuerpo de Cristo".

Desde finales de abril de 2020, Tanzania no publica ninguna cifra oficial de la enfermedad. Varias personalidades destacadas, entre ellas el vicepresidente de Zanzíbar, Seif Sharif Hamad, se vieron afectadas por el virus.

Publicidad