SEGÚN RECOGE LA PRENSA ARGENTINA

Muere una niña de 20 meses tras ingerir por accidente un ácido ginecológico en un hospital argentino

La pequeña estaba con su madre mientras ésta se realizaba una revisión cuando, en un despiste de madre y médico, la niña cogió el líquido y lo ingirió, causándole graves quemaduras internas.

Publicidad

Luna, una bebé de un año y ocho meses de Argentina ha permanecido doce días ingresada en el Hospital Español, en Rosario, tras ingerir un ácido ginecológico (ácido tricloracético) en un centro de salud cuando acompañaba a su madre. Sin embargo, la pequeña finalmente ha fallecido a causa de una muerte cerebral.

Médicos del centro hospitalario explican al diario Clarín que la pequeña se bebió el frasco de líquiso ginecológico cuando acompañaba a su madre a una reivsión. Como consecuencia, sufrió graves quemaduras internas.

Su madre dice que la lengua y los labios se le pusieron blancos.

Tanto la madre como la médico que la estaba tratando en la revisión no advirtieron que la menor había cogido el líquido hasta que comenzó a llorar. El director del hospital ha dicho que Luna padecía "quemaduras severas en boca, estómago y esófago" debido a la corrosión que le produjo el ácido en el organismo.

El líquido le afectó también al cerebro y finalmente no se pudo hacer nada por la niña.

La madre, ahora, culpa del suceso a su médico: "Si ese frasco hubiese estado tapado, mi hija estaría acá en este momento", dijo a Clarín.

Publicidad