La pequeña Amberly Yolanda Quiroz de cuatro años intentó sacar una olla de agua hirviendo de una estufa y se la derramó por la cabeza provocándole quemaduras en la cabeza, el pecho, los brazos y otras partes del cuerpo. La autopsia confirmó que esas heridas fueron las que provocaron su muerte.

Llamaron a la policía de Corsicana, en Texas, y al 911 para que trataran de salvar a la pequeña que se encontraba bajo el cuidado de su tía, Joann Elizalde Pineda. Tras su muerte ha publicado varios mensajes en Facebook en homenaje a la niña: ¡Niña, siempre te extrañaré y te amaré, no es justo lo que te pasó!, se lee en una de las publicaciones. En declaraciones a un diario estadounidens, Joann afirmó que la familia está tratando de recuperar el cuerpo para poder incinerarla. Se le acusa de abandonar y poner en peligro la vida de la niña.