Irán

Muere una mujer iraní de 22 años tras ser detenida por la 'policía de la moral'

Mahsa Amini se encontraba de visita en la capital iraní con su familia cuando fue detenida por la unidad de policía.

Publicidad

Una joven iraní de 22 años ha sufrido un infarto en una comisaría. Llevaba días detenida por la 'Policía de lo moral' por no llevar bien colocado el velo. Fue trasladada al hospital en coma, pero nada se pudo hacer para salvar su vida. El presidente de Irán ha ordenado una investigación para esclarecer los hechos.

Mahsa Amini se encontraba de visita en la capital iraní con su familia cuando fue detenida por la unidad de policía. La 'Policía de lo moral' se encarga de hacer cumplir las reglas de indumentaria impuestas a las mujeres iraníes.

La policía de Teherán informó que Amini había sido detenida, junto a otras mujeres, para recibir "explicaciones e instrucciones" sobre el código de vestimenta.

"De repente sufrió un problema cardíaco, fue trasladada inmediatamente al hospital", aseguraron en el comunicado. "Por desgracia falleció y su cuerpo ha sido transferido al instituto médico-legal", afirmó la televisión estatal.

La policía confirmó al muerte de la joven iraní en un comunicado. Aseguran que "no hubo contacto físico" entre los agentes y la mujer. La joven, "así como un cierto número de personas, debido a llevar ropa de forma inapropiada" fue llevada a uno de los cuarteles generales de la policía, pero "se desmayó repentinamente cuando estaba con otras personas en una sala de reunión".

La televisión estatal mostró varios extractos de vídeo en el que se ve una sala, donde aparecen numerosas mujeres. Una de ellas fue presentada como Mahsa Amini, quien se levanta para discutir con una "institutriz" y después se desploma.

En otro de los vídeos, los servicios de urgencia transportan el cuerpo de la mujer en una ambulancia.

Imperdonable u objeto de investigación

La situación ha dado de qué hablar. ONG Amnistía Internacional ha indicado que "las circunstancias que han conducido al fallecimiento sospechoso deben ser objeto de una investigación criminal".

Estados Unidos calificó de "imperdonable" la muerte de la joven. "Continuaremos responsabilizando a los funcionarios iraníes por tales abusos contra los derechos humanos", tuiteó el consejero de seguridad nacional del presidente Joe Biden, Jake Sullivan.

El abogado iraní Said Dehghan aseguró en Twitter que el suceso era un "asesinato" y que Amini había recibido un golpe en la cabeza. Y el director del Centro para los Derechos Humanos en Irán lo describió como una "tragedia que habría podido evitarse".

Publicidad