Covid-19

Muere una mujer de 82 años de covid-19 después de quedar con una amiga que le ocultó que era positivo

La mujer estaba inmunizada frente a la enfermedad y respetaba las medidas de seguridad, según han confirmado sus familiares.

Muere una mujer de 82 años de covid-19 después de quedar con una amiga que le ocultó que era positivo

EFE Muere una mujer de 82 años de covid-19 después de quedar con una amiga que le ocultó que era positivo

Publicidad

Barb Bartolovich era una mujer estadounidense de 82 años que en los últimos años había superado un cáncer y esquivado al Covid-19. Se vacunó en cuanto le fue posible y durante todo este tiempo tomó las medidas de precaución necesarias para evitar contagiarse. Su delicado estado de salud se lo exigía. Solo se juntaba, asegura su familia, con personas que tomasen medidas similares a ella. Por eso, el pasado mes de diciembre, cuando fue a jugar la habitual partida de cartas, no esperaría que una de sus amigas se presentase a la reunión siendo positivo en coronavirus y se lo ocultase.

Esta fatal e irresponsable decisión por parte de la amiga, provocó la muerte de Bartolovich el pasado 21 de diciembre en el estado de Ohio. Pese a tener patologías previas (por el cáncer de leucemia al que había hecho frente), la familia de la fallecida ha pedido que "cualquier persona que estén enfermas o que muestran algún síntoma de COVID-19 no salgan a la calle", según recoge el periódico digital 'WXYZ'.

Explican que ellos han visto de primera mano lo que puede suceder cuando alguien que está contagiado asiste a una reunión social y aseguran que es desgarrador.

La amiga confesó después

"Alguien decidió que dar positivo por COVID es algo que puede ocultar", ha expresado su nieta Lauren. Su abuela, asegura, preguntó si todos estaban vacunados. Todos dijeron que sí. Sin embargo, era mentira y lo saben porque esa misma persona, confesó al conocer que Bartolovich se había contagiado y que estaba grave.

Ahora, a raíz de su muerte, Lauren está pidiendo a otros que se protejan más, especialmente a medida que la variante ómicron continúa aumentando en todo el mundo. Su nieta, que no quiere revelar la identidad de la amiga que provocó la muerte de su abuela por respeto a su privacidad, concluye que "estoy horrorizada por dónde estamos y lo que está sucediendo, porque no estamos teniendo en cuenta la vida de las personas".

Publicidad