19.007833

Publicidad

Estados Unidos

Muere un menor en un centro de menores de Michigan tras ser asfixiado por varios trabajadores

Tres trabajadores que atacaron al menor han sido despedidos y acusados de homicidio involuntario tras dejar sin respiración a un menor durante ocho minutos en un centro de menores.

Un joven ha muerto asfixiado en un centro de menores de Michigan, en Estados Unidos, después de que se le aplicaran las técnicas que, según dicen las autoridades, se utilizan para contener conductas problemáticas, una técnica muy similar a la utilizada a George Floyd, que murió a manos de la Policía.

Hasta siete empleados sujetaron al chico de 16 años y se pusieron encima, impidiéndole respirar. El joven sufrió un ataque cardíaco y murió dos días después.

Los empleados de una instalación juvenil sujetaron los brazos y las piernas del niño y se sentaron sobre él mientras gritaba que no podía respirar, señaló el martes un abogado que representa al niño.

Las imágenes de vídeo de vigilancia de la Academia Lakeside en Kalamazoo muestran que Cornelius Fredericks, de 16 años, fue empujado al suelo y retenido por miembros del personal porque arrojó un sándwich en la cafetería. Se puede ver a una docena de adolescentes sentados en la cafetería en ese momento.

El vídeo fue sacado a la luz este martes por el abogado del área de Detroit, Geoffrey Fieger, quien representa la herencia de Fredericks. Una demanda civil presentada por el estado en junio dice que el niño gritó "no puedo respirar", ya que fue retenido durante unos ocho minutos el 29 de abril. Las imágenes muestran varios de los hombres parecen jalar y sujetar los brazos y las piernas de Fredericks mientras otros se sientan o se acuestan sobre su pecho y abdomen.

Los hechos constatan que fue homicidio y el médico que realizó la autopsia dijo que Fredericks murió de asfixia. Dos empleados y una enfermera: Michael Mosley de Battle Creek, Zachary Solis de Lansing y Heather McLogan de Kalamazoo, fueron despedidos y acusados ​​de homicidio involuntario y abuso infantil en segundo grado en la muerte de Fredericks.

Publicidad