Protestas en Birmania contra los militares.

Publicidad

Birmania

Muere tras el disparo de un militar una niña de 7 años, la víctima más joven de las protestas en Birmania

Continúan las protestas en Birmania, que día a día se van cobrando más vidas. Khin Myo Chit es una de las más jóvenes. Con tan solo 7 años, falleció el pasado martes por culpa de la violencia generada en el país al recibir el disparo de un soldado.

El pasado martes, Birmania se vestía de luto. No solo por los cientos de muertos que se siguen cobrando las protestas por el golpe de Estado, sino por el fallecimiento de la víctima militar más joven del país. Se trata de Khin Myo Chit, una niña de 7 años que murió al recibir el disparo de un soldado cuando se encontraba sentada en el regazo de su padre dentro de su casa.

En total, han fallecido al menos 275 personas, entre los que se encuentran una veintena de menores, desde el golpe del pasado 1 de febrero.

Irrumpieron en su casa

La hermana mayor de la víctima, Aye Chan San, ha confirmado al medio local 'Myanmar Now' que los soldados irrumpieron en su vivienda, en la ciudad de Chanmuathazi. Cuando entraron, pidieron a todos que se sentaran y preguntaron si había alguien más en la casa.

El padre insistió en que eran solo 6 personas y que estaban todos en la habitación, pero uno de los soldados reaccionó acusándolo de mentira y le disparó. La bala terminó impactando en su hija.

Seguidamente, golpearon con la culata de uno de los fusiles a uno de sus hermanos, de 19 años, y se lo llevaron. "Mi padre no sabía qué hacer porque tenía a la niña en sus brazos. Le dijeron que les diera a la niña y se negó", cuenta Aye Chan San.

Enseguida fue llevada por los familiares al hospital, pero los médicos no pudieron hacer nada.

Otras víctimas de los soldados

Otras 2 personas, una de unos 30 y otra de 20 años, fallecieron también en la misma localidad. Los vecinos aseguran que no saben por qué entraron en su distrito si ahí no se habían producido protestas contra el régimen.

Ahora, la muerte de la pequeña ha generado una oleada de denuncias, también por parte de ONG Save The Children y Yanghee Lee, antigua relatora de la ONU para Birmania.

"¿Es matar a una niña de 7 años la nueva estrategia para la seguridad de Myanmar? Un niño de 14 años también murió recientemente. Además niños de 14 y 16 años muertos de disparos en la cabeza", lamentaba en su cuenta de Twitter.

Save The Children ha compartido los datos de menores fallecidos tras el golpe de Estado en Birmania, que ya asciende a una veintena, además de unos 17 menores que están detenidos en condiciones deplorables.

"Nos horroriza que los niños continúen siendo el objetivo de ataques contra manifestantes pacíficos. La muerte de estos niños es especialmente preocupante porque ocurrieron estando en casa, donde deberían estar a salvo", concluía, según adelanta EFE.

Publicidad