Cárcel de Nuevo Laredo, al norte de México

Publicidad

Coronavirus

Muere por coronavirus en una cárcel de México el jefe de 'Los Zetas' en Jalisco

Moisés Escamilla May, encarcelado por la decapitación de doce personas, ha muerto por coronavirus en la una prisión de México. Era el líder de 'Los Zetas' en el estado de Jalisco.

El líder del cártel de 'Los Zetas' en el estado mexicano de Jalisco, Moisés Escamilla May, ha muerto por problemas respiratorios provocados por el coronavirus en el centro penitenciario federal de Puente Grande, en el oeste del país. Las autoridades del penal han informado de su muerte, después de que hace casi una semana ingresara en el centro hospitalario de la prisión por problemas respiratorios. Dos días después, el 8 de mayo, Escamilla, de 45 años, murió.

'Los Zetas' son conocidos por todo tipo de actividades delictivas: narcotráfico, extorsión, secuestro, asesinato, tráfico de personas, robo de combustible, robo de bancos, lavado de dinero o delitos informáticos.

Conocido también como 'El Gordo May', Escamilla cumplía condena desde hace más de once años por la decapitación de doce personas en la ciudad de Cancún, y tal como han contado las autoridades, en ese tiempo no había sufrido enfermedades. El último parte ofrecido por la Secretaría de Salud de Jalisco, ha apuntado el diario mexicano 'El Universal', ha mostrado hasta 74 casos de contagio por Covid-19 dentro del penal de Puente Grande, la mayor parte de ellos asintomáticos que no han necesitado ser hospitalizados. Por su parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de México, Hugo López-Gatell, ha informado de un aumento de 112 fallecidos por el nuevo coronavirus, lo que asciende el total a 3.465. El número de casos positivos es de 35.022, lo que supone un ascenso del 4,7 por ciento con respecto a las cifras del día anterior. Jalisco acumula algo más de medio centenar de positivos por coronavirus, lejos de los datos de las zonas más afectadas, como Ciudad de México, donde se han registrado ya casi 800 casos. Baja California suma ya al menos 416, mientras que en el Estado de México se han alcanzado los 340.

Publicidad