Los pies de un bebé

Publicidad

México

Muere un bebé al que llevaron a la morgue por error cuando aún seguía vivo

El menor nació a las 23 semanas de gestación con graves problemas intestinales y permaneció 36 días hospitalizado.

Un bebé ha fallecido después de que unos médicos lo enviaran vivo a la morgue por error en el Hospital General La Margarita, en Puebla (México).

El menor, de nombre Lázaro, nació el pasado 21 de octubre con solo 23 semanas de gestación, por lo que tuvo que estar varias semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El bebé nació con graves problemas intestinales que los médicos no pudieron subsanar. "Su intestino nunca se pudo componer a pesar de que le hicieron la cirugía y le quitaron la parte dañada que tenía", declaró a 'Televisa' su padre.

Los sanitarios creyeron que había fallecido por lo que lo trasladaron a la morgue, donde se dieron cuenta que respiraba. Desde allí lo volvieron a subir a planta aunque no pudieron hacer ya nada por él.

Según fuentes del centro hospitalario, a los padres se les va a indemnizar y se les abonarán los gastos funerarios, los cuales incluyen el traslado a la población de Tlatlauquitepec, de donde es originario el progenitor del pequeño.

Publicidad