El actor estadounidense Cameron Boyce ha muerto en su casa de Los Ángeles a los 20 años, según recoge 'ABC News'. El joven era conocido por su participación en las series pertenecientes a Disney Channel 'Jessie' y 'Los Descendientes'.

La causa de la muerte ha sido anunciada por su familia como "una condición médica continua". El joven falleció mientras dormía debido a una convulsión, resultado de una enfermedad que sufría. "Murió mientras dormía debido a un ataque que fue el resultado de una condición médica por la cual estaba siendo tratado", afirma la familia a 'ABC News'. "Estamos totalmente desconsolados y pedimos privacidad durante este tiempo inmensamente difícil mientras lloramos la pérdida de nuestro precioso hijo y hermano", comentan los familiares del joven.

Cameron Boyce nació en Los Ángeles y debutó como actor a los 9 años en la película de terror 'Mirrors'. Dos años más tarde, apareció en la película 'Grown Ups', de Adam Sandler y alcanzó el estrellato como uno de los protagonistas del programa de Disney Channel 'Jessie'.

También se le conoce por su papel en las películas de 'Los Descendientes', que en 2015 y 2017 encabezaron la audiencia de películas de televisión por cable.

 

Algunos de sus compañeros han lamentado su pérdida, como el actor y director de cine estadounidense, Blake Michael, que ha publicado una foto de ambos en su Instagram.

La última foto que publicó el joven actor en su cuenta de Instagram, un día antes de su muerte,se ha llenado de mensajes emotivos lamentando la pérdida.

"Era un artista increíblemente talentoso, una persona muy atenta y atenta y, sobre todo, un hijo, un hermano, un nieto y un amigo cariñosos y dedicados", aseguran sus allegados.