El príncipe Harry y Meghan Markle en su entrevista con Oprah Winfrey

Publicidad

Monarquía británica

La nueva teoría del movimiento QAnon sobre la entrevista a Meghan Markle y el príncipe Harry

Una de las teorías que apuntan los conspiranoicos de extrema derecha es que Oprah Winfrey fue ejecutada por haber cometido "crímenes" contra menores

El movimiento conspiranoico QAnon vuelve a dar que hablar tras su última teoría: la entrevista de la presentadora estrella Oprah Winfrey a los duques de Sussex, Meghan Markle y el príncipe Harry, nunca tuvo lugar, y fue creada por ordenador, porque la periodista estadounidense está muerta tras "haber sido ejecutada" por unos supuestos crímenes contra menores de edad.

No es la primera vez que QAnon se fija en Winfrey, pues muchos de los seguidores de este movimiento consideran que la presentadora también forma parte de esa supuesta red de pederastia de la que, según ellos, forman parte políticos demócratas, miembros de 'star system' de Hollywood y otros integrantes de la élite estadounidense.

Ejecuciones

Los conspiranoicos mantienen que todos los participante de esta red serán ejecutados por sus crímenes en un acontecimiento conocido como "The Storm" (La Tormenta) que llevan años anunciando.

No todos los miembros del movimiento creen que Oprah Winfrey ya esté muerta, otros piensan que sigue viva y que es igualmente culpable de haber cometido crímenes contra niños. Para apoyar su teoría apuntan al bulto que, durante la emisión, se veía en su bota derecha. Muchos seguidores de QAnon aseguran que se trataba de un monitor que la periodista debe llevar por estar bajo arresto a causa del asesinato de menores de edad.

Los seguidores de esta suerte de secta han estado publicando sus teorías a través de Telegram, incrementando su actividad desde el pasado domingo, cuando se publicó la entrevista.

La conversación entre los duques de Sussex y Oprah Winfrey, que será emitida íntegramente este sábado por Antena 3, ha dejado varios titulares y ha contado con una repercusión mundial enorme.

Publicidad