Violencia de género

El motivo por el que un juez ha sobreseído la causa de una mujer que mató a su marido con 185 puñaladas

El fallo del juez ha sobreseído definitivamente la causa contra una mujer que mató con 185 puñaladas a su marido con la ayuda de su hija. Estas son las razones del magistrado.

El motivo por el que un juez ha sobreseído la causa de una mujer que mató a su marido con 185 puñaladas

Publicidad

La justicia de Argentina se ha puesto del lado de una mujer que mató a su marido de 185 puñaladas con la ayuda de su hija. Ambas se enfrentaban a un delito de homicidio agravado por el vínculo y por ensañamiento, pero el magistrado ha sobreseído la causa contra ambas en un fallo que los medios argentinos califican como histórico.

Todo ocurrió el 8 de marzo de 2019, el marido de esta mujer la amenazó bajo las palabras "no te duermas porque los mato a todos". No era la primera vez que ocurría y tanto la mujer como sus cuatro hijos estaban sometidos a maltrato y vejaciones constantes, tanto físicas como verbales.

Según cuenta el periódico 'Clarín', en su fallo el juez se ha referido al contexto de extrema violencia de género para suspender definitivamente el juicio contra ambas mujeres. Por contra, la fiscalía había pedido cadena perpetua.

Este medio argentino narra que el marido y padre de las acusadas llegó a prostituir a su mujer y ejercía un control férreo sobre sus cuatro hijos, negando incluso su paternidad. Además de la prostitución, el maltrato contra su mujer incluía sacarla al patio desnuda y tirarle agua helada, motivo que le provocó una neumonía crónica, o la prohibición de tener móvil o dinero, así como mantenerla alejada de familiares o amigos. Con una de sus hijas, llegó incluso a ahorcarla con un cable.

Agotó las posibilidades de defensa

Con esta situación, la mujer, lo denunció hasta en 7 ocasiones sin que ningún organismo pusiera a su disposición y la de sus hijos ningún medio de protección. "El mismo Ministerio Público Fiscal que hoy pretende un juicio oral, es aquel que archivó en al menos 5 oportunidades, las investigaciones generadas en las denuncias que la mujer incoara contra su pareja por conductas violentas, datando la primera de ellas del 28/12/2003", explica el juez en el auto al que ha tenido acceso 'Clarín'.

Según el juez, tanto Paola como sus hijos han sido objeto de violencia física, verbal, psicológica, económica y simbólica. El maltrato duró 20 años y el magistrado considera que la mujer agotó todos los recursos posibles para solicitar protección, por lo que considera el asalto al marido como un caso de defensa propia.

La defensa de la familia ha celebrado el fallo y han reiterado la situación de vulnerabilidad en la que continúan tras 20 años de torturas y por las que necesitan ayuda psicológica especializada.

Publicidad