120.00

Publicidad

Everest

El monte Everest cambia de altura

Nepal y China han fijado la altura del Everest en 8.848,86 metros, según han revelado en un anuncio conjunto el ministro de Exteriores de China, Wang Yi, desde Pekín; en una videoconferencia con el ministro de Exteriores de Nepal, Pradeep Gyawali, desde Katmandú.

Se acabó la polémica. Después de varios de estudios y mediciones hoy se ha fijado una nueva altura para el Everest, el pico más alto del mundo, que desde ahora mide 8.848,86 metros. Así lo han anunciado el ministro de Exteriores de China, Wang Yi, desde Pekín; en una videoconferencia con el ministro de Exteriores de Nepal, Pradeep Gyawali, desde Katmandú.

Al fin se han puesto de acuerdo

Hasta ahora, Katmandú, dueño de la vertiente sur del Everest fija la altura en 8.848 metros, respetando una medición realizada por la India en 1955 que es internacionalmente reconocida, mientras que para Pekín el monte mide 8.844,43 metros.

La primera medición en 1849

Esta es pues la primera vez que los dos países, Nepal y China, se ponen de acuerdo en la altura del Everest, y esperan así poner fin a la controversia que rodea al monte desde que fue medido por primera vez en 1849 por los británicos.

En estas primeras mediciones, cuando todavía no se sabía que se trataba de la montaña más alta del mundo, se utilizaron cálculos trigonométricos y fue en esta época que se dio al 'pico XV" el nombre de Everest, apellido del geógrafo británico que las lideró.

Luego llegó el GPS

En 2005, la Oficina de Topografía y Cartografía china volvió a calcular el pico utilizando equipamiento GPS y radar y estableció su altura en 8.844,43 metros, desestimando los más de tres metros de nieve que cubren la cima de la montaña, argumentando que esa capa varía según las condiciones climáticas.

Aunque la altura del Everest ha sido medida en varias ocasiones, Nepal no había hecho hasta ahora sus propios cálculos. El país asiático había anunciado su intención de medir el pico en 2011, aunque el proyecto no comenzó hasta 2017.

El anuncio conjunto pone fin a las especulaciones entre los geólogos sobre el impacto del terremoto de 2015, de 7,5 grados en la escala Richter, en el que murieron más de 9.000 personas, incluyendo 19 en el Everest.

Publicidad