71.999833

Publicidad

Estados Unidos

Un monolito de gran tamaño desaparece sin dejar rastro tras haber sido encontrado misteriosamente en el desierto de Utah

Casi dos semanas después de aparecer misteriosamente, el monolito del desierto de Utah (Estados Unidos) desaparece sin dejar ningún rastro.

El pasado 18 de noviembre se descubrió un misterioso monolito plateado en un desierto en el suroeste de Utah, Estados Unidos. Nadie supo entonces ni su procedencia ni quién lo llevó hasta allí. Casi dos semanas después del hallazgo, la estructura metálica ha desaparecido sin dejar ningún rastro.

Según la CNN, la alerta la dio la Oficina de Administración de Tierras del estado de Utah el pasado sábado. A través de las redes sociales, el departamento confirmó que el monolito fue retirado por "una parte desconocida" el pasado viernes por la noche. Con el comunicado han querido dejar claro que no han sido los responsables de retirar del lugar la estructura considerada como "propiedad privada". Del mismo modo, la oficina ha subrayado que "no investiga delitos que involucran la propiedad privada que son manejados por la oficina del sheriff local".

Descubrimiento fortuito

El monolito cuenta con unos tres metros de altura y fue descubierto por un equipo de funcionarios pertenecientes al Aero Bureau del Departamento de Seguridad Pública de Utah (Estados Unidos). Los trabajadores estaban llevando a cabo el estudio del censo de muflones de la zona desde un helicóptero. En el momento de su descubrimiento, el gran bloque brillante generó diferentes teorías sobre el verdadero origen de su procedencia y atrajo a numerosos turistas curiosos que querían comprobar cómo era el monumento.

En un primer momento, como adelanta la CNN la ubicación del monolito no quiso ser revelada por las autoridades para evitar que el lugar se abarrotara de personas y se quedaran atrapadas en este lugar remoto y necesitaran ser rescatados. El objetivo no se cumplió porque varias personas localizaron la estructura, escondida en el interior de un cañón de ranura de roca roja al sur de Moab. Precisamente durante la expedición en Utah, uno de los exploradores se perdió inicialmente.

Restos arqueológicos en una caja

Hay veces en las que la realidad supera la ficción. Es lo que ocurrió el pasado año en Canarios. A las puertas de la sede de Cultura del Cabildo de La Palma se localizaron más de un centenar de fragmentos arqueológicos prehispánicos que alguien dejó allí metidos dentro de una caja de zapatos. Los restos, pertenecientes a la cultura aborigen, fueron hallados por los empleados del Cabildo que ante su sorpresa alertaron a las autoridades.

Publicidad