Mimi Tao, modelo en Tailandia

Publicidad

SEGÚN INFORMA LA BBC

De monje budista a modelo, la historia de Mimi Tao

Mimi Tao, una joven modelo de 22 años, se ha convertido en una de las caras más populares de Tailandia por ser imagen de varias conocidas campañas de publicidad. Sin embargo, hace apenas diez años, era un niño que estudiaba para ser monje budista en un templo junto a otros 200 jóvenes. Pronto se dio cuenta de que estaba en el cuerpo equivocado y comenzó a maquillarse, tomar pastillas y cambiar drásticamente de imagen.

antena3.com | Madrid
| 08.02.2016 14:51

Mimi Tao, de 22 años, es una de las modelos más populares de Tailandia aunque hace diez años era un niño que estudiaba para ser monje budista.

Mimi Tao, monje budista

En una entrevista a la BBC, Tao explica que cuando era pequeño sus padres, que pasaban por dificultades económicas, le enviaron a un templo budista, donde pasó un periodo de entrenamiento en el que tenía que mostrar a sus maestros si tenía paciencia, ganas de aprender y deseos de seguir las enseñanzas de Buda.

Después de un tiempo, fue ordenado monje y vivió durante seis años en el templo junto a otros 200 jóvenes, donde exploró su verdadera identidad y empezó a sentir cada vez deseos más fuertes de ser una mujer.

Explica que no quería contar nada porque la sociedad tailandesa no acepta abiertamente el tercer sexo, por lo que a escondidas se ponía lápiz de labio y empezó a tomar anticonceptivos, lo que provocó que se le empezaran a abultar los senos y su piel fuera más suave.

Sin embargo, cuenta que cuando su madre lo descubrió se puso furiosa y sólo le pidió que le aceptara tal y como era.

Tal y como explica el Daily Mail, pasó un año más en el templo, pero cuando las dificultades económicas de su familia aumentaron, decidió buscar trabajo como modelo. Fue imagen de varias campañas publicitarias para marcas de ropa interior en Singapur y regresó a Tailandia, donde su popularidad había crecido.

Aún, cuenta que hay mucha gente que no la acepta y en una entrega de premios le pidieron que se fuera porque no permitían la entrada a gays ni 'trans'. No obstante, se muestra feliz porque en su entorno la respetan y se sienten orgullosos de ella.

Publicidad