África

Los militares dan un golpe de Estado en Burkina Faso, país donde fueron asesinados dos periodistas españoles

Burkina Faso vuelve a ser noticia tras dar el Ejército un golpe de Estado y derrocar al Gobierno. Allí fueron asesinados los periodistas David Beriáin y Roberto Fraile por yihadistas en abril de 2021.

Los militares toman el control de las calles en Burkina Faso

Los militares toman el control de las calles en Burkina Faso EFE/EPA/STR

Publicidad

La ONU mira con mucho escepticismo a Burkina Faso, sumida en el caos desde que este pasado viernes 30 de septiembre, el Ejército se haya alzado contra el Gobierno y lo haya derrocado. El capitán Ibrahim Traoré, que lidera el conocido como 'Movimiento Patriótico de Salvación y Restauración', ha confirmado que los militares se han sublevado y han depuesto al actual presidente de transición del país y líder de la junta burkinesa, Paul-Henri Sandaogo Damiba.

El portavoz del 'Movimiento Patriótico de Salvación y Restauración' ha justificado el golpe de Estado aludiendo a la crítica situación que vive Burkina Faso, con los yihadistas campando a sus anchas y la inseguridad creciendo en todas las regiones de su territorio: "El deterioro de la situación de seguridad, que justificaba nuestra acción, ha sido relegado a un segundo plano, en favor de desafortunadas aventuras políticas. Lejos de liberar los territorios ocupados, las áreas que alguna vez fueron pacíficas han quedado bajo el control de grupos terroristas armados".

Burkina Faso adquirió notoriedad en la primavera de 2021 por ser el país donde murieron los periodistas españoles David Beriáin y Roberto Fraile. Ambos fueron ejecutados por la organización terrorista del 'Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes', afín al salafismo y con tendencias cercanas a la yihad. Los periodistas se encontraban allí grabando un documental sobre la caza furtiva, cuando el terror del islamismo radical se cruzó en sus caminos y terminaron perdiendo la vida.

Radiografía de los golpes de Estado en el mundo

En los últimos tiempos, son cada vez más los militares que se han sublevado y han tratado de dar un golpe de Estado, o han llegado a conseguirlo. Uno de los ejemplos más cercanos lo encontramos en Birmania, donde la junta militar liderada por el general Min Aung Hlaing derrocó al Gobierno que lideraba Aung San Suu Kyi, premio Nobel de la Paz en 1991, y que era muy cuestionada a nivel internacional por su presunta implicación en la limpieza étnica de la minoría rohingyá. Suu Kyi ha sido condenada a varios años de cárcel, y tanto ella como los miembros de su Gobierno siguen encarcelados, mientras el golpe cumple ya más de un año y medio sin garantías de que el país vuelva pronto a la normalidad democrática.

El año 2021 también contó con sendos golpes de Estado en países muy inestables a nivel político y social, como fue el caso de Malí, Guinea o Sudán. En Armenia, los militares trataron de rebelarse por la derrota en la guerra del Nagorno-Karabaj en octubre de 2020, pero terminaron fracasando. Para recordar un golpe de Estado en Europa, hay que remontarse al 15 de julio de 2016, cuando el Ejército trató de sublevarse contra el presidente Recep Tayyip Erdoğan. Este último acabó ganando el pulso y comenzó una purga en todos los niveles del país, lo cual fue considerado una anomalía democrática por la mayor parte de la comunidad internacional.

Publicidad