PIDEN LA DIMISIÓN DEL PRESIDENTE

Miles de personas toman el centro de Kiev para protestar contra la corrupción

Manifestantes procedentes de distintas regiones del país empezaron a congregarse este martes junto a la sede de la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania y, según datos de la policía, a primera hora de la tarde se habían reunido allí más de 4.000 personas.

Publicidad

Varios miles de personas tomaron hoy el centro de la capital ucraniana para protestar contra la inmunidad parlamentaria y exigir tribunales independientes para combatir la corrupción, demandas dirigidas al presidente, Petró Poroshenko. "Mientras Poroshenko esté en el poder, no habrá progreso.

En tres años no ha cambiado nada (...) No nos iremos de aquí hasta que escuchen al pueblo ucraniano y cumplan con todas nuestras demandas", aseguró Mijaíl Saakashvili, exgobernador de la región ucraniana de Odessa. Saakashvili, ex presidente georgiano y líder de la nueva oposición a Poroshenko, fue el auténtico protagonista del acto al acusar al presidente de "usurpar el poder judicial".

El político apátrida, que inició una gira por el país para denunciar la corrupción en las altas esferas de la política ucraniana, se unió a las protestas arropado por sus partidarios, que lo recibieron con cantos al unísono de "Misha" (diminutivo en ruso de Mijaíl) y gritos que pedían la dimisión de Poroshenko.

Sus principales peticiones, apoyadas por la gran mayoría de los grupos de oposición, son la reforma de la Constitución para eliminar la inmunidad de los diputados, la creación de un tribunal independiente contra la corrupción y un sistema electoral parlamentario más abierto y transparente.

Manifestantes procedentes de distintas regiones del país empezaron a congregarse en la mañana de este martes junto a la sede de la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania y, según datos de la policía, a primera hora de la tarde se habían reunido allí más de 4.000 personas. Durante el transcurso de la sesión plenaria del Parlamento, que se retrasó debido a las protestas, activistas y detractores del Gobierno rodearon el edificio de la Rada con pancartas y bloquearon las salidas con el fin de obligar a los diputados a escucharles y satisfacer sus demandas.

"Llevamos años sin progreso en la reforma judicial, queremos un tribunal separado de todos los poderes para que exista un control real sobre el Gobierno, ya que los jueces que tenemos son ineficaces en la lucha contra la corrupción", aseguró Galina Nikolenko, una representante del partido Batkivshchina (Patria).

Si bien las protestas se caracterizaron por un ambiente pacífico entre los participantes durante la primera mitad del día, después se produjeron algunos enfrentamientos entre policía y activistas en la intersección de las calles que rodean la Rada. Según informaron fuentes del Ministerio del Interior, al menos cuatro personas resultaron heridas, entre ellos un policía, y se lanzó gas lacrimógeno para dispersar a manifestantes que se llevaron por delante un detector de metales al avanzar hacia las fuerzas del orden.

Además, un grupo de personas encabezadas por Saakashvili atravesaron -ante la atenta mirada de las fuerzas de seguridad- el cordón policial que rodeaba el Parlamento y empezaron a instalar tiendas de campaña y sacos de dormir a las puertas del edificio. Las manifestaciones transcurrieron en medio de un amplio dispositivo de seguridad, con más de 3.500 agentes patrullando la zona, aunque hasta el momento no ha habido detenidos.

"Estamos aquí para que el Gobierno dialogue con el pueblo. No queremos que haya otro Maidán, eso ya nos costó caro", aseguró Alla, una abogada de 32 años que sujetaba una pancarta a las puertas del Legislativo. "Llevamos cuatro años luchando para impedir que en nuestro país haya un régimen como el de Rusia, para que Ucrania tenga libertad de elección (...) Es necesario modificar las leyes para que el proceso electoral sea abierto y tengamos candidatos decentes", añadió.

La manifestación estuvo inundada de un colorido abanico de banderas de casi todas las formaciones políticas del país, entre ellas Batkivshchina, el partido de la ex primer ministra Yulia Timoshenko, Svoboda (Libertad) y Autoayuda. Casi simultáneamente con el comienzo del mitin, Poroshenko respondió a una de las demandas y registró en la Rada un proyecto de ley para eliminar la inmunidad de la que gozan los parlamentarios. Aún así, los organizadores del mitin anunciaron que prolongarían la protesta hasta el próximo jueves, cuando la Rada prevé dar una respuesta al resto de demandas de la oposición.

Publicidad