CAOS EN EL PUERTO DE ROTTERDAM

CAOS EN EL PUERTO DE ROTTERDAM

Miedo en la frontera marítima de Reino Unido ante la posibilidad de un 'brexit' sin acuerdo

La salida del Reino Unido de la Unión Europea es un gran desafío y supone un trabajo adicional en los controles fronterizos, donde ya se preparan ante la posibilidad de que haya un 'brexit' sin acuerdo. En el puerto de Rotterdam ya se acumulan previsiones y se moviliza a agentes de aduanas y veterinarios.

antena3noticias.com | Madrid | 24/03/2019

Muelle del Puerto de Rotterdam lleno de productos por miedo al caos que puede crear el brexit
Muelle del Puerto de Rotterdam lleno de productos por miedo al caos que puede crear el brexit | EFE

El puerto de Rotterdam, acceso marítimo del Reino Unido a la Unión Europea (UE), acumula provisiones en los muelles, moviliza agentes de aduanas y veterinarios, y se empapela de información legal para las empresas, en preparación para todos los escenarios del 'brexit'.

La situación en el puerto se asemeja a la de los días previos a un posible desastre natural: las empresas han alquilado espacios en los muelles donde acumulan, aprovechando que no hay controles fronterizos, desde químicos hasta alimentos envasados y bebidas, pasando por cascos y bicicletas. Si ahora exportar una caja de leche o fruta es cuestión de horas, con el nuevo panorama, puede llevar días.

Un 'brexit' sin acuerdo daría pie a una gran cantidad de gestiones burocráticas, cambios legales, inspecciones sanitarias de los productos y controles de pasaportes, que hasta ahora eran innecesarias al tratarse de un marco común europeo, en el que todos comparten las reglas del juego. Sin embargo, con unos 3.000 camiones y remolques cruzando cada día el Puerto de Rotterdam, el más grande de Europa, desde y hacia el Reino Unido, aplicar las normas establecidas para terceros países a un gran socio comercial como el británico, crea incertidumbre entre las autoridades portuarias, que aguardan con inquietud un acuerdo de salida negociado que reduzca la presión aduanera.

La directora general de Aduanas, Nanette van Schelven, explica que la salida del Reino Unido de las normas comunes europeas es "un gran desafío" y supone "trabajo adicional para los controles fronterizos" en Holanda. "Estamos contratando personal extra, también damos información a las empresas para que se preparen para lo que pueda pasar: he enviado unas 72.000 cartas a compañías holandesas y estamos dando folletos en diez idiomas a empresarios extranjeros para que se vayan organizando", dijo Van Schelven en una entrevista en el embarcadero.

El aplazamiento de la fecha definitiva del 'brexit' no hace más que añadir incertidumbre a la Autoridad Portuaria, las aduanas y la Autoridad Holandesa de Seguridad de los Productos Alimentarios y del Consumidor (NVWA), todos actores involucrados en la organización diaria del comercio transfronterizo entre el Reino Unido y la UE.

"No podemos asumir riesgos, ni tampoco dejar de estar preparados para lo que pueda pasar, y teniendo en cuenta la situación desde el principio, hemos asumido el peor escenario desde hace dos años", reconoce Mark Dijk, gerente de Asuntos externos de la Autoridad Portuaria (AP) de Rotterdam.

El peor escenario sería una salida británica de la UE sin acuerdo negociado, pero lo contrario tampoco garantiza una gestión ordenada de las empresas usuarias: haya o no un periodo de transición, empresarios y conductores de camiones no serán autorizados a subir o bajar del ferry ni a acceder al puerto sin los documentos fronterizos adecuados que confirmen que sus productos cumplen las normas.

La NVWA también ha contratado a cientos de veterinarios para manejar el aumento de las inspecciones a los alimentos, subraya su jefa de importaciones, Liesbeth Kooijman, frente a los más de 900 agentes de aduanas que se han reclutado desde el año pasado para el trabajo adicional que tendrá el Puerto de Rotterdam.

La AP asume que al menos 400 camiones diarios "estarán estancados" en el puerto porque no tendrán sus papeles en regla y, para evitar interrupciones en el tráfico y retrasos para los demás transportistas, el puerto ha establecido cinco nuevas áreas de estacionamiento adicional, con espacio para más de 700 camiones.

Los remolques podrán aparcar un máximo de 24 horas hasta arreglar su documentación, registrarse e informar de su carga correctamente, lo que les dará acceso a las terminales de ferry en Vlaardingen (Rotterdam) para continuar su trayecto. Además, compañías de ferry, grupos de interés y autoridades portuarias de Rotterdam y Ámsterdam han desarrollado 'Portbase', un software especial que ayudará a las empresas a evitar problemas con los papeles en el transporte de sus contenedores y, a través de un método 100% digital y automatizado, permitirá reutilizar los datos en un futuro.

Dijk advierte de que "se está intentando hacer todo lo posible" para evitar el caos, sobre todo el primer día del 'brexit', aunque reconoce que "es un proceso difícil de organizar" porque, por ejemplo, los espacios de estacionamiento adicional requieren autorizaciones de seguridad y de los residentes locales, y los británicos siguen rechazando el acuerdo de salida propuesto, ignorando las consecuencias de un 'brexit'.

Mientras en Bruselas se suceden las reuniones sobre este asunto, las compañías almacenan provisiones dentro del muelle, aprovechando que no tienen que pasar por controles de exportaciones a un país extranjero, y Holanda asume lo peor para que un nuevo rechazo del Parlamento británico al acuerdo de salida no le pille desprevenida.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.