55.999833

Publicidad

Coronavirus

Merkel quiere tener en una semana un acuerdo para repartir los fondos de reconstrucción por el coronavirus

La canciller Angela Merkel está en Bruselas con la misión de lograr un pacto entre los países del norte y el sur que facilite la llegada de los fondos extraordinarios por la crisis del coronavirus. Espera lograrlo antes de la cumbre de la semana que viene.

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez viajará la semana que viene a Alemania, y se verá con Angela Merkel. Este miércoles Merkel está en Bruselas para negociar, precisamente, el reparto de los fondos europeos destinados a reactivar la economía golpeada por el coronavirus.

Las previsiones de los organismos internacionales son pesimistas y lo confirman los datos económicos en cada país, el dinero del fondo de reconstrucción es imprescindible para dar oxígeno a los países más afectados por el golpe económico posterior a la pandemia como es el caso de España.

Merkel quiere que el acuerdo esté la semana que viene

Merkel ya ha dicho que su reto es poder aprobar el Pacto por la Reconstrucción en la cumbre de la próxima semana. La canciller -que ya se refirió a la pandemia como el mayor desafío en Europa desde la segunda guerra mundial-, hará el papel de mediadora entre los países más al norte de la propia Alemania y los del sur como España: "Serán necesarias concesiones por parte de todos, también aquí (en la Eurocámara). Estamos ante una situación extraordinaria y sin precedentes en la historia de la UE. En momentos extraordinarios, Alemania está dispuesta a defender una cifra extraordinaria de 500.000 millones de euros. Necesitamos unidad europea", ha expresado la alemana ante el pleno del Parlamento Europeo.

"No hay tiempo que perder"

Merkel ha subrayado que "no hay tiempo que perder" para lograr "rápidamente" un pacto que ataje el "enorme" impacto económico de la pandemia y por eso ha hecho una llamada al "compromiso" de todas las partes involucradas en las negociaciones: "No es correcto decir que hay una serie de opiniones maestras que marcan la pauta y sin ellas no funciona, eso no es cierto", ha destacado.

En su opinión, los países deben "ponerse en el lugar del otro" y los esfuerzos necesarios "no deben ser simplemente ejercidos por los países que son más fuertes económicamente". "Cada Estado miembro tienen un papel que jugar, un papel económico, un papel social, un papel político, y esa es la razón por la que os pido a los eurodiputados vuestro apoyo", ha señalado.

La canciller alemana, consciente en cualquier caso de las "diversas opiniones" de las capitales, ha hecho este llamamiento a la unidad una semana antes de la cumbre que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE mantendrán en Bruselas los días 17 y 18 de julio y en la que intentarán alcanzar un acuerdo sobre el fondo de reconstrucción.

En este primer viaje al extranjero de Merkel se juega su legado. El año que viene dejará la política activa y sabe que el coronavirus es un reto en este semestre en el que Alemania preside la Unión Europea.

La importancia de la cumbre del 17 y 18 de julio

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se verán la próxima semana en Bruselas para tratar de lograr un acuerdo pero ya hay contactos bilaterales para tratar de reducir las diferencias.

La propuesta del Ejecutivo de Ursula von der Leyen para la recuperación plantea un fondo de 750.000 millones de euros compuesto principalmente por transferencias directas y que se suma a un Marco Financiero Plurianual para el periodo 2021-2027 de 1,1 billones de euros.

Cuando los líderes se vean las caras el próximo jueves, el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, podría proponer una nueva propuesta que permita acercar posiciones con los países más reacios al fondo de reconstrucción a cambio de recortes en el presupuesto comunitario.

Publicidad