Putin

El mensaje de Putin a las madres de los soldados: "No os creáis todo lo que veis, es todo mentira"

Putin huye de las acusaciones y se reune con de las madres y esposas de los soldados de la guerra contra Ucrania.

Publicidad

Vladimir Putin se ha reunido este viernes con las madres y esposas de los soldados rusos que están movilizados en Ucrania como consecuencia de la guerra entre ambos países. Con este acto, el dirigente de Rusia ha querido mostrarles sus condolencias por la pérdida de sus seres queridos.

"No hay palabras suficientes para aquellos que han perdido a sus hijos, pero quiero que sepan que yo, así como el Gobierno de este país, compartimos este dolor", ha declarado el presidente. Un dolor del que ha hecho partícipe a los comandantes del Ejército: "Nadie más que ellos y sus comandantes más cercanos, que están a su lado, saben lo duro que es este trabajo y el peligro que implica para sus vidas".

Apocopado y evitando el contacto visual, Putin ha asegurado que le gustaría transmitir "su dolor" y solidaridad con ellas. "Entendemos que nada puede reemplazar la pérdida de un hijo, especialmente para una madre, a quien debemos el sustento y el alimento", les ha hecho saber el presidente ruso.

Putin anunció en septiembre una movilización de 300.000 reservistas que fueron convocados para ir al frente. Actualmente, dos meses después, ha anunciado que la reclutación ha finalizado.

Miles de soldados muertos

El conflicto bélico en Ucrania ha matado y herido a miles de soldados de Rusia. Las últimas estimaciones oficiales rusas, proporcionadas por el ministro de Defensa Sergei Shoigu en septiembre, apuntan a unos 6000 militares fallecidos durante los seis primeros meses del enfrentamiento armado.

Sin embargo, desde el bando ucraniano proporcionan unas cifras muy superiores: alrededor de 85.000 soldados rusos habrían muerto durante los combates. Estados Unidos incluso ha ido más allá y ha hablado de más de 100.000 bajas, entre muertos y heridos, en las tropas de Rusia.

Una reunión agridulce

La escena, rodeados de té, frutos rojos y pasteles, ha dado una impresión idílica, pero lejos de la realidad. Las mujeres temen por la vida de vida sus hijos y maridos en una guerra que hasta el momento apoyaban. No poder despedirse de sus seres queridos las ha marcado de por vida.

Hace poco se creó el Comité de Madres y Esposas, muy crítico con el Kremlin. Este expuso la necesidad de nuevos uniformes, comida caliente, subsidios y ofertas profesionales tras participar en la campaña militar en Ucrania. "Nosotros, como ustedes han dicho, debemos lograr nuestros objetivos. Y los lograremos. Sin ninguna duda", ha confirmado Putin a pesar de la retirada de las tropas rusas en varios bastiones ucranianos, incluido el tercio norte de la región sureña de Jersón.

Entre otras cosas, reconoció la necesidad de "deshacerse" de aquellos funcionarios que tratan a los ciudadanos "con arrogancia" y "frialdad", particularmente en el marco de la movilización, que provocó el éxodo de cientos de miles de rusos en edad militar. Al inicio del encuentro, Putin también quiso "compartir" el dolor de las madres que han perdido a sus hijos en el frente ucraniano y abogó por crear un sistema de rehabilitación para los soldados heridos.

Putin subrayó que los hospitales militares solo tienen cubierto un 38% de sus camas, aunque el portal 'Mediazona' informó este viernes sobre 9.311 soldados muertos, lo que incluiría 326 movilizados. El Ministerio de Defensa ruso aportó datos solo en tres ocasiones sobre las bajas en sus filas desde el inicio de la operación militar en febrero, la última el pasado 21 de septiembre, cuando Putin anunció la movilización parcial.

Moscú estimó los muertos en 5.937, cuando Kiev cifra en decenas de miles los combatientes rusos muertos en los últimos nueve meses. Putin también reconoció que, aunque a toro pasado es fácil hablar, ahora es "evidente" que Rusia podía haber iniciado mucho antes la "reunificación", en alusión a la anexión de cuatro regiones ucranianas. Algo que hubiera evitado muchas muertes entre los civiles.

"Pensábamos que se podía llegar a un acuerdo y Lugansk y Donetsk, en el marco de los Acuerdos de Minsk (...), se reunificarían de alguna forma con Ucrania", dijo. Muchas mujeres se han quejado en diferentes regiones del país por la ausencia de instrucción militar y las malas condiciones en las que tienen que servir sus maridos e hijos enviados al frente ucraniano.

Comité de madres y esposas

El Comité de Madres y Esposas denuncia que las mujeres invitadas a la reunión con Putin son afines al Kremlin. "Vladímir Vladímirovich, ¿es usted hombre o qué? Estamos aquí en Moscú, estamos dispuestos a reunirnos con usted. Esperamos su respuesta. ¿O de nuevo se esconde?", dijo Olga Tsukanova, jefa de dicho comité, en las redes sociales.

La oposición rusa ha señalado a Putin y le ha instado a firmar un decreto que ponga fin, de una vez por todas, a la movilización parcial de ciudadanos con destino Ucrania, según ha informado esta semana Emilia Slabunova, diputada del partido liberal Yábloko. Unas palabras que se deben a los alistamientos que muchos activistas siguen denunciado en algunas regiones de Rusia. "El pasado 8 de marzo, al felicitar a las mujeres, el presidente dijo que en Ucrania solo combatirían militares profesionales", ha señalado Tsukanova. Sin embargo, la política ha reseñado que en territorio ucraniano todavía combaten movilizados, voluntarios e, incluso, reclutas que cumplían el servicio militar.

Publicidad