El padre de Natalia Sánchez Uribe, la joven granadina de 22 años, desaparecida en París, ha pedido este miércoles que "se respete su intimidad" y que "no se difundan datos o imágenes de sus redes sociales" y que "se eviten hipótesis o especulaciones gratuitas".

El hombre ha agradecido también a los medios y a las personas interesadas por el caso la "solidaridad" que han manifestado. Además, ha explicado que a través del Consulado español, están en contacto con la Policía francesa y que "ahora su energía está centrada" en encontrar a su hija.

Asimismo, pide que cualquier información relacionada con su paradero se comunique mediante el teléfono de la Guardia Civil, el 062, el de la Fundación Quién Sabe Dónde, 0034 744 461 932 o mediante el correo electrónico info@qsdglobal.com.

Natalia Sánchez Uribe desapareció el pasado miércoles 1 de mayo. Mide 1,62 metros, tiene el pelo largo y castaño, es de complexión media y tiene un piercing en la nariz.