Al menos 26 personas han muerto y decenas resultaron heridas en un ataque con un coche bomba perpetrado contra un hotel por el grupo yihadista Al Shabab en la ciudad portuaria de Kismayo, en el sur de Somalia, informó a Efe el legislador local y superviviente del atentado Abdirahman Ali. Entre los fallecidos figuran trabajadores humanitarios, dirigentes políticos regionales y periodistas.

La lista de víctimas mortales incluye a la reconocida presentadora de televisión somalí Hodan Nalayeh, quien se había trasladado recientemente desde Canadá para informar de historias positivas sobre su país. El objetivo de Al Shabab fue el Hotel As-asey.

Ese grupo yihadista se atribuyó la autoría del atentado poco después de ser perpetrado, según informó en Twitter la organización estadounidense de seguridad SITE. Los atacantes estrellaron un coche bomba contra la entrada del hotel y, además de la explosión, en el complejo hotelero también se infiltraron cinco de sus miembros con armas de fuego y originaron un tiroteo, de acuerdo con los testigos.

Este es el primer gran ataque de este tipo en Kismayo, pero los analistas locales culpan al Gobierno federal y a la administración local por descuidar la protección a consecuencia de las escaramuzas políticas en vista de unas próximas elecciones regionales. Al Shabab, que se adhirió formalmente a la red terrorista Al Qaeda en 2012, controla parte del centro y el sur de Somalia y aspira a instaurar un Estado islámico de corte wahabí en ese país. La nación africana vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin un gobierno efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.