Rusia

Al menos 11 movilizados rusos muertos tras un "atentado terrorista" en un campo de entrenamiento de Rusia

El Ministerio de Defensa ruso asegura que los dos "terroristas" son de un país perteneciente a la Comunidad de Estados Independientes, aunque no ha especificado cuál.

Imagen de reclutas rusos

Imagen de reclutas rusos EFE

Publicidad

Al menos once movilizados rusos han muerto y otros quince han resultado heridos durante unas prácticas de tiro en la región rusa de Belgorod, próxima a la frontera con Ucrania. Rusia asegura que se trata de un "atentado terrorista" que habrían llevado a cabo dos extranjeros.

"Atentado terrorista" en un campo de entrenamiento

Concretamente, las autoridades rusas apuntan a que los responsables de este supuesto "ataque terrorista" serían dos ciudadanos de un país perteneciente a la Comunidad de Estados Independientes (CI), la organización supranacional compuesta por nueve de las quince antiguas repúblicas de la Unión Soviética, incluida Rusia, según la información recogida por la agencia de noticias rusa TASS. No obstante, no se ha especificado el país.

"Han perpetrado un atentado terrorista en el campo de entrenamiento del Distrito Militar Occidental, en la región de Belgorod", ha informado TASS, citando al Ministerio de Defensa ruso.

11 fallecidos y 15 heridos

Así, los atacantes habrían disparado con armas cortas contra los militares que se encontraban realizando prácticas de puntería para sí poder combatir, de manera voluntaria, en el país ucraniano. Un ataque que, además de acabar con la vida de once soldados y herir a otros quince, ha finalizado con la muerte de ambos individuos.

"A consecuencia del tiroteo 11 personas recibieron heridas mortales. Otras 15 fueron hospitalizadas con heridas de diverso nivel de gravedad, y se les da el correspondiente tratamiento", ha explicado el Ministerio de Defensa, y ha añadido que "los dos terroristas fueron aniquilados con fuego de respuesta". Hasta el lugar de los hechos se ha desplazado ya la Policía rusa.

Según parece, los soldados muertos pertenecen a la movilización parcial anunciada el septiembre pasado por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, con la intención de desplazar a un total de 300.000 reservistas. Este sábado, precisamente, Putin ha asegurado que no se arrepiente de la "operación militar especial" lanzada en febrero y que, por ahora, descarta más bombardeos a ciudades ucranianas.

Publicidad