IMPUESTO POR MENDIGAR

Los mendigos tendrán que pagar para poder pedir limosna en Suecia

La licencia cuesta 250 coronas, 23,5 euros, además es temporal por lo que cada tres meses deberán renovarla.

Publicidad

Una nueva normativa llega a Suecia. Concretamente en la ciudad de Eskilstuna, una localidad de 100.000 habitantes. Allí las personas que quieran pedir dinero en la calle deberán para un impuesto y solicitar una licencia a la policía para poder posicionarse en la calle y pedir limosna.

La licencia cuesta 250 coronas, 23,5 euros. Se trata del primer municipio sueco en aplicar esta ley. La finalidad es intentar acabar con esta práctica. Además la vigencia de estas licencia es temporal por lo que deberá renovarse cada cierto tiempo. Según informa la televisión pública SVT, la duración sería, por el momento, de tres meses. Según el alcalde de Eskilstuna, la medida debería servir para ayudar a los mendigos a entrar en contacto con Stadsmission y otras organizaciones de beneficencia, o bien “ayudarlos a volver a casa”.

Publicidad