Barbie humana

Los médicos advierten a la 'Barbie humana' que la próxima inyección podría ser "mortal"

Andrea Ivanova, más conocida como la 'Barbie humana' no atiende a los consejos de sus médicos y asegura estar "decidida" a seguir realizándose retoques estéticos pese a que la han avisado de que su vida corre peligro.

Así es 'la Barbie humana'

Así es 'la Barbie humana' Andrea Ivanova

Publicidad

Andrea Ivanova comenzó en 2018 su transformación física, su objetivo convertirse en una 'Barbie humana' y para ello por el camino asegura haberse sometido a 32 retoques estéticos y de sus palabras se deduce que todavía piensa en algunos más.

Los médicos han sido rotundos con esta joven búlgara de 25 años: su vida corre peligro. Y es que además de los retoques que ya se ha realizado y en los que dice haber gastado alrededor de 9.000 dólares para conseguir tener los labios "más grandes del mundo", ahora se ha propuesto batir otro récord con su barbilla. Quiere tener la barbilla más alargada y afilada de todas y para ello necesitará un procedimiento que incluye inyecciones de ácido hialurónico cada dos semanas y mensuales para sus labios.

"Fue mi cumpleaños el mes pasado y lo celebré con relleno de mandíbula", dijo la influencer. "Mientras estoy haciendo esto, por supuesto, me mantendré al día con mis labios", compartió la 'influencer' en sus redes sociales para anunciar el próximo objetivo.

Hace oídos sordos de las advertencias de los médicos que ya la avisaron de que la próxima inyección podría ser "mortal". 'New York Post', que contactó con la 'Barbie humana' relata lo que le indicaron los facultativos: "Mi médico dijo que cree que me estoy excediendo otra vez con los rellenos en la barbilla", pero ella asegura estar "decidida".

El tamaño de sus labios ya le trae consecuencias en el día a día como dificultades para comer, sin embargo ella se declara enamorada de esos "labios grandes". Ivanova también afirmó haberse sometido a una cirugía de aumento de senos, llevándola de una talla de sujetador 75C a una 75E.

Publicidad