Publicidad

MUESTRAS DE CONDOLENCIA EN TODO EL PAÍS

Máxima alerta en una Francia de luto tras tres días en vilo por la amenaza yihadista

El país galo decide reforzar el actual dispositivo de protección antiterrorista Vigipirate con medios adicionales para proteger ciertas instituciones y lugares de culto. Francia ha amanecido de luto tras permanecer tres días en vilo por la amenaza yihadista. Varios miles de personas se manifestaron en silencio en diversas ciudades de Francia contra el terrorismo y en homenaje a las víctimas de los atentados.

antena3.com | Madrid
| 10.01.2015 15:36

Francia ha amanecido de luto tras permanecer tres días en vilo por la amenaza yihadista. Muchas personas se han manifestado en la céntrica plaza de la República de París en muestra de repulsa por los ataques perpetrados en las últimas jornadas y a favor de la libertad de expresión.

Varios miles de personas se manifestaron en silencio en diversas ciudades de Francia contra el terrorismo y en homenaje a las 17 víctimas de los atentados de los últimos tres días, entre ellos los doce muertos en la revista Charlie Hebdo. 

Las marchas fueron muy numerosas en distintas ciudades como en Pau, localidad de 80.000 habitantes en el sudeste de Francia que, según la alcaldía, logró reunir a cerca de 40.000 personas. 

'Todos somos Charlie', fue uno de los lemas más vistos en estas manifestaciones, que se celebraron también en otras ciudades como Orléans (centro), con unos 22.000 asistentes, o Niza (sur), donde cerca de 25.000 personas se reunieron en el Paseo de los Ingleses a lo largo de la playa. 

Estas marchas son previas a la gran manifestación convocada para este domingo en París, que reivindicará los valores de la República francesa y pretende ser una muestra de unidad en el país en contra del terrorismo. 

La manifestación parisina estará encabezada por el presidente francés, François Hollande, que ha invitado a numerosos dirigentes extranjeros, como el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, el primer ministro británico, David Cameron, y la canciller alemana, Angela Merkel. 

Hollande pidió ayer a todos los franceses que se sumen a la marcha de mañana para defender "los valores de la democracia, de la libertad y del pluralismo".

Al Qaeda ha reivindicado los ataques y anuncia nuevos atentados.  Francia ha hecho frente al peor atentado terrorista sufrido en suelo galo en las últimas cuatro décadas. Los ataques yihadistas han dejado 20 muertos (entre ellos los tres yihadistas) y al menos 12 heridos, cinco de ellos de gravedad.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, ha anunciado que se ha decidido reforzar el actual dispositivo de protección antiterrorista Vigipirate con medios adicionales para proteger ciertas instituciones y lugares de culto. Francia busca a Hayat Bommedienne, la cómplice de los tres yihadistas

La decisión fue tomada al término de la quinta reunión de crisis del Ejecutivo desde el atentado terrorista del miércoles contra la revista Charlie Hebdo, que causó doce muertos, el asesinato de una policía municipal el jueves y la doble toma de rehenes ayer, que acabó con cuatro rehenes muertos más los tres secuestradores. Muchos ciudadanos se han acercado al 'Hyper Cacher' donde tuvo lugar el secuestro para dejar flores.

"Mantenemos todo el despliegue de los últimos días y lo reforzamos en ciertas instituciones y lugares de culto", indicó Cazeneuve en una breve comparecencia ante la prensa desde el Palacio del Elíseo, sede de la Presidencia francesa.

Primer refuerzo de 320 militares
El titular de Interior avanzó que el presidente, François Hollande, y el primer ministro, Manuel Valls, han autorizado ya un primer refuerzo de 320 militares, cifra que se puede ampliar "en las próximas horas" según las necesidades. 

"Estamos expuestos a riesgos. Es importante reforzar Vigipirate", apuntó Cazeneuve, que esta tarde detallará los medios previstos para proteger la gran manifestación de este domingo en París, que se prevé masiva y en la que los principales gobernantes europeos arroparán a Francia en contra del terrorismo. 

El ministro señaló que se han tomado "todas las medidas" para que esa protesta reúna "las condiciones de seguridad necesarias", y recalcó que los atentados de los últimos días y los riesgos a los que se enfrentan Francia "y el resto de países de la Unión Europea" requieren "una vigilancia extrema". 

El máximo nivel de alerta, en vigor en la región parisiense de Ile-de-France desde el miércoles y en la de Picardía desde el jueves, implica un incremento de la vigilancia de las principales infraestructuras, así como de lugares y personas con mayor riesgo de sufrir un atentado.

Publicidad