El presidente argentino, Mauricio Macri, ha anunciado este miércoles un paquete de medidas, que ha definido de "alivio", en un intento de recuperar el apoyo popular tras el varapalo sufrido en las elecciones primarias el pasado domingo, en las que el candidato 'kirchnerista' Alberto Fernández se impuso claramente al mandatario con el 47,27% de los votos.

Según ha explicado Macri, las medidas ayudarán a "17 millones de trabajadores y sus familias, y a todas las pymes, que sé que están pasando un momento de incertidumbre" y han asegurado que vienen motivadas porque "escuchó" la voluntad de los argentinos tras su derrota el pasado domingo.

Asimismo, Macri ha asegurado que respeta "profundamente a los argentinos que votaron otras alternativas" en las elecciones. "Entiendo su enojo, su cansancio", ha añadido, al tiempo que ha pedido a los argentinos no poner en duda "el trabajo que hicimos juntos, porque es mucho, y hay demasiado en juego".

Las medidas comprenden rebajas fiscales y aumento de salarios para finales de año

Mauricio Macri ha hecho público su paquete de medidas desde la residencia oficial de Los Olivos. Entre las propuestas de su gobierno, figura un aumento del 20% en el mínimo no imponible y en la deducción especial del impuesto a las Ganancias, que beneficiará a unos 2 millones de trabajadores que se esperan que cobren 2.000 pesos más hasta el fin de año. La mejora será de 5.000 pesos para funcionarios y miembros de las fuerzas armadas.

Macri también ha anunciado que aumentará el salario mínimo y que se congelará de la nafta por 90 días. Asimismo, ha prometido dos pagas extras de 1000 pesos mensuales en septiembre y en octubre de la Asignación Universal por Hijo (AUH), dirigida a las familias con más de cinco hijos menores de edad.