El presidente de Italia, Sergio Mattarella, ha anunciado este lunes el fracaso de los contactos para formar gobierno y ha propuesto crear uno "neutral" que guíe al país hacia la celebración de nuevas elecciones en otoño, si bien los principales partidos ya han rehusado pactar un ejecutivo interino.

Mattarella había convocado una nueva ronda de consultas este lunes en un último esfuerzo por resolver la crisis política que desataron las elecciones del 4 de marzo, en las que ganaron la coalición conservadora formada por La Liga, Forza Italia y Hermanos de Italia, por suma de votos, y el Movimiento 5 Estrella (M5S), como partido. En un principio, tanto la coalición como el M5S se mostraron dispuestos a pactar, pero el veto de la formación antisistema a Forza Italia --partido del ex primer ministro Silvio Berlusconi-- lo ha impedido. Tampoco ha sido posible pactar con el Partido Democrático de Matteo Renzi.

"Después de las consultas de hoy (...) no hay posibilidad de que surja una mayoría de un acuerdo político", ha declarado Mattarella desde el Palacio del Quirinale, que ha excluido expresamente la posibilidad de "un gobierno en minoría" convencido de que abocaría igualmente a nuevos comicios. Mattarella ha explicado que las partes le han pedido más tiempo para continuar las consultas y, aunque se ha mostrado dispuesto, ha considerado que Italia no puede prolongar más la parálisis política, por lo que ha esbozado una solución propia que aguarda la respuesta de los partidos.

"Permitid que surja un gobierno neutral, de servicio", ha pedido. Estaría en pie hasta diciembre y, si en el ínterin, se logra un acuerdo político para poner en marcha un verdadero ejecutivo, entonces éste asumiría las riendas del país sin tener que llegar a fin de año. Una vez expirado el plazo, habría elecciones. "La otra hipótesis son unas elecciones anticipadas", ha señalado. El MS5 y La Liga ya han planteado esta opción proponiendo como fechas el 24 de junio y el 8 de julio, respectivamente. Mattarella ha recordado que "siempre se ha evitado votar en verano" para favorecer la participación electoral y, en consecuencia, ha abogado por sacar las urnas en otoño.

Mattarella ha lamentado que, si finalmente no hay acuerdo entre dichos bloques, "será la primera vez en la historia de la República que una legislatura concluye sin ni siquiera haber comenzado". Por ello, ha pedido a los partidos actuar con la mayor responsabilidad.

El jefe de Estado ha enfatizado la necesidad de que Italia cuente con un gobierno que le represente en la UE --inmersa en su propia catarsis por el Brexit-- y de aprobar unos presupuestos generales para evitar la "especulación" en los mercados financieros. "Que los partidos elijan, en el Parlamento, entre estas soluciones alternativas: un gobierno neutral plenamente al cargo hasta final de año o nuevas elecciones de forma inmediata", ha instado.