143

Publicidad

Elecciones EEUU

Matías Prats se 'cuela' en el Congreso de Estados Unidos para explicar cómo será la transición de poder

A estas horas se celebra la primera sesión de la nueva legislatura después de las elecciones de noviembre. Allí los congresistas deberán certificar el miércoles los resultados.

La pandemia de coronavirus se cuela en otro escenario del que el mundo va a estar pendiente en los próximos días, la sede del Congreso de los Estados Unidos.

La sesión del 6 de enero es el último paso para dar vía libre a la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca. Ya se sabe que él será el próximo próximo presidente pero se desconocen las condiciones porque aún no se sabe si Donald Trump va a acudir a la toma de posesión o si va a reconocer a su sucesor, al que intenta restar credibilidad pese a que ningún juez ha visto fraude alguno.

Dos meses después de las elecciones, y cuando a Trump le quedan 17 días, Estados Unidos está a punto de pasar por una transición de poder político más propia de países con menos tradición democrática.

Al menos 12 senadores republicanos intentarán impugnar el miércoles en el Congreso las elecciones, aunque todos los estados republicanos han certificado el resultado. Los más fieles al presidente siguen la consigna que él da por Twitter porque, según él, no se han retirado los votos de quienes estaban muertos o indocumentados. Sin embargo, ese supuesto fraude no lo han visto ni siquiera los jueces nombrados por Trump, que además han impedido que el vicepresidente Pence pudiera rechazar el resultado electoral en la sesión del miércoles.

Aún así, Trump forzará a su partido a posicionarse más que nunca, justo cuando su poder empieza a ser limitado. Demócratas y republicanos han anulado conjuntamente un veto suyo y pactado contra la voluntad de Trump el presupuesto militar y limitado su poder sobre el Ejército.

Quien sigue sin fallar al presidente son sus seguidores en la base, y esa es la clave. Es muy probable que tras salir de la Casa Blanca Donald Trump siga durante un largo tiempo siendo líder indiscutido por los votantes republicanos.

Publicidad