Guerra Rusia Ucrania

Más defensa aérea para Ucrania: llegan sistemas de defensa de España, EEUU y Noruega

Kiev celebra y agradece el compromiso de España para la defensa del territorio ucraniano en la invasión rusa.

Imagen del sistema de defensa NASAMS

Imagen del sistema de defensa NASAMS Wikipedia

Publicidad

"¡Mirad quién está aquí!", ¡NASAMS y los sistemas de defensa aérea Aspide han llegado a Ucrania!, así anunciaba el ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, la llegada de nuevos sistemas de defensa aérea para combatir a las fuerzas rusas en la guerra en Ucrania. Kiev celebra el armamento que llega desde España, Estados Unidos y Noruega.

Reznikov agregaba en su mensaje de Twitter una foro de dos sistemas de defensa aérea. Da las gracias a sus "socios" de Noruega, España y Estados Unidos por seguir abasteciendo a sus fuerzas con sistemas de defensa contra los ataques aéreos rusos que siguen destruyendo las infraestructuras ucranianas.

"Estas armas fortalecerán significativamente al Ejército ucraniano y harán que nuestros cielos sean más seguros. Continuaremos derribando los objetivos enemigos que nos atacan", agregaba el ministro de Defensa. España sigue cumpliendo su compromiso con Ucrania de satisfacer las necesidades solicitadas por el Ejecutivo ucraniano liderado por Volodímir Zelenski.

Ataques rusos contra la infraestructura energética de Ucrania

Ante los últimos ataques de las Fuerzas Armadas rusas contra la infraestructura energética ucraniana, Kiev solicita más sistemas de defensa aérea. Misiles y drones han dejado a gran parte del país sin electricidad y con fuertes restricciones en el consumo.

La guerra en Ucrania también se disputa por el aire. Los sistemas de defensa y ataque aéreos han estado muy presentes desde el comienzo del conflicto con la entrada del Ejército ruso el pasado 24 de febrero. Ataques rusos sobre barrios residenciales, edificios gubernamentales y asentamientos civiles como el teatro de Mariúpol obligaron al Gobierno de Zelenski a pedir más defensa aérea a sus aliados.

Publicidad