MÁS DE 600 HECTÁREAS CALCINADAS EN AUSTRALIA

El fuego obliga a desalojar viviendas y a usar aviones en las tareas de extinción

En Australia, los incendios han calcinado más de 600 hectáreas. Un operativo de 250 bomberos, a los que se han unido aviones y helicópteros, intentan mantener el fuego bajo control. Por ahora las llamas no han provocado víctimas, aunque las autoridades ya han ordenado evacuar algunas localidades.

Publicidad

Publicidad