Crisis migratoria Ceuta

Marruecos ofrece autobuses para que los migrantes devueltos desde Ceuta puedan regresar a sus casas

Las autoridades marroquíes han comenzado a fletar autobuses para que los migrantes que ya han sido devueltos desde Ceuta, o los que no llegaron a acceder a la ciudad autónoma, regresen a sus domicilios.

Varios menores migrantes se lanzan al agua para alcanzar la playa ceutí de El Tarajal mientras intentan llegar a España a bordo de una barca este miércoles.

Publicidad

Las autoridades marroquíes han comenzado a fletar desde la jornada de ayer autobuses para que los migrantes que ya han sido devueltos desde Ceuta, o los que no llegaron a acceder a la ciudad autónoma, puedan regresar a sus casas.

Esta oferta cuenta con dos modalidades. La primera de ellas está destinada a las poblaciones más cercanas a Ceuta, como son Tánger, Tetuán o Rincón, entre otras. La segunda se centra en los viajes de distancias más largas y que requieren mayores horas de transporte, como Fez o Casablanca.

Prioridad para los que no puedan pagar

Estos viajes que ofertan desde Marruecos otorgan también prioridad a los que no tienen dinero para pagar el viaje de vuelta. Además, las autoridades marroquíes redoblan esfuerzos para comunicar estos buses fletados a los jóvenes que se encuentran en Castillejos con la idea de intentar una nueva entrada en Ceuta, algo que no van a poder concretar dadas las claras voluntades de cerrar fronteras vistas en las últimas horas.

6.000 marroquíes devueltos

Las autoridades de las grandes ciudades tienen instrucciones para impedir cualquier movimiento en caso de sospechar de algún desplazamiento a Castillejos para tratar de llegar a Ceuta.

La situación ya es muy diferente a la de los pasados días, aunque anoche se produjeran disturbios entre los jóvenes y la policía en Castillejos, tras impedir los agentes otros intentos de cruzar hacia la ciudad autónoma.

Las calles ya presentan una mayor normalidad, limpias de cascotes y de los restos de las manifestaciones nocturnas. Además, según los datos facilitados este jueves por la Delegación del Gobierno, el número de devoluciones de inmigrantes marroquíes que han entrado irregularmente en Ceuta asciende ya a 6.000 personas. Esta cifra muestra el incremento en las últimas horas tras el acuerdo alcanzado entre España y Marruecos para que se produjera el retorno de las miles de personas que habían entrado.