Una mantarraya con anzuelos en los ojos reconoce a un grupo de submarinistas en la costa de Ningaloo, en Australia y se acerca para pedir ayuda. En un vídeo grabado por Seadog TV & Film Productions and Tourism Western Australia se ve al animal muy cerca de los buceadores, algo que ellos entendieron como un grito desesperado del animal en busca de ayuda.

Los buceadores estuvieron más de 20 minutos, fue Wilton, uno de los buceadores, quién consiguió retirarle los anzuelos de los ojos. Uno de los buzos que acompaban al fotógrafo dijo que el animal no se alejaba de la zona. "Creo que la mantarraya sabía que Jake estaba tratando de sacarle los ganchos", dijo uno de los buzos.

Jake Wilton aseguró que el animal se le acercó. "La mayoría de los animales te toleran, pero es muy raro que uno se acerque a ti, se presente y luego desenrolle su lóbulo cefálico para mostrar los anzuelos y esas cosas, así que me di cuenta tan pronto como ella comenzó a interactuar con nosotros, fue algo muy especial. Y tuvimos la oportunidad de sacar los ganchos", afirmó Wilton.

El buzo afirmó que no quería asustarla y echar a perder la oportunidad de ayudar a la mantarraya, y afirmó que "fue bastante emotivo, un montón de gritos y llanto y ese tipo de cosas".