TENSIÓN DIPLOMÁTICA ENTRE MALASIA Y COREA DEL NORTE

Malasia responde a Corea del Norte y prohíbe a los norcoreanos salir temporalmente del país

Ambos países han prohibido la entrada y salida a su territorio de los ciudadanos de la otra nación de manera inmediata, tras el asesinato del hermanastro de Kim Jong-Un en el aeropuerto de Malasia. La medida se mantendrá en vigor hasta que se aclare el suceso.

Publicidad

El Gobierno de Malasia ha respondido a la última decisión del Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Norte con la que ha prohibido de forma temporal la salida del país de todos los malasios y ha anunciado que los norcoreanos en Malasia tampoco podrán salir del país.

"Los ciudadanos norcoreanos no podrán salir de Malasia. Es una medida que tiene efecto inmediato", ha anunciado el viceprimer ministro malasio, Ahmad Zahid Hamidi, según declaraciones recogidas por la agencia de noticias Bernama.

No obstante, ha matizado que se trata de una prohibición que alcanzará únicamente al personal diplomático y que los ciudadanos ordinarios sí podrán salir del país.

Pyongyang anunció a través de un comunicado difundido por la agencia estatal norcoreana, KCNA, que se trata de una medida "temporal" que se mantendrá hasta que "el incidente de Malasia" se haya resuelto "de manera apropiada".

En este contexto, el viceministro de Asuntos Exteriores, Rizar Merican Naina Merican, ha asegurado que los once malasios registrados en suelo norcoreano están "a salvo". Se trata de dos trabajadores del Programa Mundial de Alimentos (PMA), de Naciones Unidas, tres empleados de la Embajada de Malasia y sus familiares.

"No hay ninguna amenaza a sus vidas", ha asegurado Naina Merican, según recoge Bernama. "Contactaré con alguno de ellos muy pronto", ha añadido.

El hermanastro del dirigente norcoreano e hijo mayor del fallecido Kim Jong Il, de 46 años, fue asesinado el pasado 13 de febrero en Malasia. Fue atacado con un espray con un agente tóxico en el aeropuerto de Kuala Lumpur, la capital malasia, y murió posteriormente cuando estaba siendo trasladado al hospital.

Desde entonces, Pyongyang ha asegurado que Kim Jong Nam murió de un infarto, si bien las autoridades malasias han confirmado que fue envenenado con un potente agente químico.

Este fin de semana, el Gobierno de Malasia declaró 'persona non grata' al embajador de Corea del Norte en el país, Kang Chol, y le dio un plazo de 48 horas para salir del país después de que el diplomático acusara a las autoridades malasias de falta de imparcialidad en la investigación del asesinato.

Publicidad