DE FORMA UNILATERAL

Maduro firma el documento que establece elecciones presidenciales para el 22 de abril sin el apoyo de la oposición

El diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la Mesa de Unidad Democrática se encontraba en "un receso indefinido" debido a la falta de acuerdo entre las partes sobre la fecha exacta en que deben celebrarse las elecciones presidenciales en Venezuela. Sin embargo, el mandatario ha sorprendido al firmar el documento unilateralmente.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro

Publicidad

El diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la Mesa de Unidad Democrática (MUD) ha entrado en "un receso indefinido" debido a la falta de acuerdo entre las partes sobre la fecha exacta en que deben celebrarse las elecciones presidenciales en Venezuela. Eso ha anunciado el presidente de República Dominicana, Danilo Medina, después de que el Gobierno y la MUD -coalición opositora- se reunieran de nuevo el martes en Santo Domingo para ultimar el principio de acuerdo que sellaron la semana pasada, en el marco del diálogo que retomaron el 1 de diciembre para buscar una salida consensuada a la crisis política y económica que sufre la nación caribeña.

Sin embargo, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha sorprendido firmando en Caracas el documento surgido de la mesa de diálogo político en República Dominicana que la oposición ha rechazado por considerarlo insuficiente. En un acto político y frente a periodistas, el líder chavista suscribió el documento donde se establece que las elecciones presidenciales se celebrarían el 22 de abril. Hasta ahora, el Consejo Nacional Electoral (CNE) no ha fijado la fecha de esos comicios, en los que todavía la oposición no ha decidido si participará y que deberán celebrarse antes de mayo por decreto de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), solo integrada por chavistas.

"He dado la orden que se publique el acuerdo de manera inmediata (...) y voy a firmar yo personalmente el acuerdo de República Dominicana para avalar con mi firma este acuerdo y lo voy a cumplir en todas sus partes", dijo Maduro, que firmó el documento ante las cámaras. El gobernante venezolano recordó que este texto es "avalado" por el presidente Medina y por el exjefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, acompañante de las conversaciones a solicitud del Ejecutivo de Maduro.

"Cúmplase, yo sí tengo palabra (...) El diálogo lo dejo abierto para el que quiera hablar hoy, mañana y cuando sea (...) Estoy dispuesto a hablar con la oposición venezolana en República Dominicana el día que ellos quieran", agregó el jefe del Estado.

Maduro denunció que existen "presiones" de otros gobiernos sobre la oposición venezolana, principalmente del estadounidense, lo que, aseguró, impidió la firma conjunta del acuerdo. El portavoz de la oposición venezolana en el diálogo, Julio Borges, consideró insólito que el Gobierno no haya asistido este miércoles a la reunión y que ni siquiera quiera recibir la propuesta de acuerdo con las observaciones que han presentado.

Rodríguez Zapatero, mediador en República Dominicana

El ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, que ejerce de mediador, ha explicado al inicio de la sesión de este miércoles en República Dominicana que el Gobierno se ha mostrado "básicamente" de acuerdo con el borrador pero que la MUD había pedido tiempo para hacer unas "observaciones". Así, se esperaba que el documento propuesto por los mediadores, que según ha contado Rodríguez Zapatero contenía los detalles del proceso electoral --fecha, garantías y observadores-- para conseguir que sea creíble para ambas partes, fuera aprobado definitivamente este miércoles.

Sin embargo, Medina, que desempeña el papel de anfitrión, ha anunciado en rueda de prensa desde la sede del Ministerio de Exteriores de República Dominicana que no ha sido posible porque las partes no se ponen de acuerdo sobre el día en que deben celebrarse las elecciones presidenciales. La Asamblea Constituyente --que la MUD considera ilegítima-- determinó que debían tener lugar antes del 30 de abril. Según Medina, el Gobierno proponía el 8 de marzo y la coalición opositora el 10 de junio y los mediadores buscaron "un punto intermedio", el 22 de abril, que la MUD no ha aceptado.

"La oposición pidió tiempo", ha indicado. Por eso, "los diálogos están suspendidos por tiempo indefinido", ha señalado. Por su parte, el ministro de Exteriores de Bolivia --uno de los seis países acompañantes-- ha aclarado que "el proceso no está cerrado".

El jefe de la delegación opositora, Julio Borges, ha dado su propia versión en rueda de prensa aclarando que la MUD se ha presentado con "un documento absolutamente equilibrado" y el Gobierno se ha negado a recibirlo y se ha marchado. "Es absolutamente increíble", ha confesado. "Queremos hacer un llamado al Gobierno de Venezuela para que no cometa el paso absurdo de seguir convocando a unas elecciones unilaterales", ha dicho, recalcando que "solo con un proceso equilibrado, transparente y justo, que sea acordado por todos los venezolanos, se puede tener confianza en la elección presidencial".

Borges tampoco ha dado por terminado por el diálogo, a pesar de este desplante gubernamental que ha calificado de "insólito", y ha indicado que los mediadores y acompañantes se han comprometido a "hacer gestiones" para entregarle la propuesta de la MUD al Gobierno y tratar de buscar un acuerdo definitivo.

Publicidad

EEUU vacunas

Estados Unidos advierte de que la variante Delta es tan contagiosa como la varicela

El presidente de los Estados Unidos insiste en que el país se encuentra en una pandemia de "no vacunados" y se ve en la obligación de volver a imponer la obligatoriedad del uso de la mascarillas en los territorios más afectados.

Trump presionó a los fiscales para tratar de anular los resultados electorales, según el congreso de EE.UU.

Trump presionó a los fiscales para tratar de anular los resultados electorales, según el Congreso de EEUU

La Comisión de investigación del Congreso ha aceptado unos documentos que indican que el expresidente republicano trató de involucrar al Departamento de Justicia en su estrategia para culpar a los demócratas de haber "corrompido" los resultados de las elecciones de 2020.