En un acto proselitista en Caracas

Maduro, a España: "Que se pongan en cuatro patas porque lo que le viene es 'pela' del pueblo de Venezuela"

Nicolás Maduro ha vuelto a referirse a España en una de sus alocuciones y, en concreto, al Gobierno de Mariano Rajoy, al que ha acusado de estar "obsesionado con Venezuela". La UE formalizó el pasado lunes sanciones contra siete altos cargos de la llamada revolución bolivariana.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, participa en un evento

Publicidad

En un acto proselitista en Caracas

Maduro, a España: "Que se pongan en cuatro patas porque lo que le viene es 'pela' del pueblo de Venezuela"

Nicolás Maduro ha vuelto a referirse a España en una de sus alocuciones y, en concreto, al Gobierno de Mariano Rajoy, al que ha acusado de estar "obsesionado con Venezuela". La UE formalizó el pasado lunes sanciones contra siete altos cargos de la llamada revolución bolivariana.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo que el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, lidera la Administración "más corrupta de la historia", y rechazó su "obsesión" con Venezuela. "El gobierno más corrupto que jamás se haya conocido en la historia de España lo preside Mariano Rajoy, que como muchos oligarcas de este mundo está obsesionado con Venezuela", afirmó Maduro en un acto proselitista en Caracas, que fue televisado.

El líder chavista dijo que España está dirigida por una "oligarquía racista y colonialista" que pretende actuar como "un gobierno del mundo que puede venir a dictar normas y a gobernar Venezuela". "Que se pongan en cuatro en patas porque lo que le viene es 'pela' (paliza), 'pela' y más 'pela' del pueblo de Venezuela", agregó, provocando los aplausos de los simpatizantes.

Rajoy urgió en septiembre pasado a la comunidad internacional a "no andarse con paños calientes" ante la "deriva" en Venezuela, país que, dijo, no es "democrático". Recordó entonces que España estaba "liderando" en la Unión Europea (UE) una propuesta para sancionar a Venezuela.

El lunes la UE formalizó sanciones contra siete altos cargos de la llamada revolución bolivariana que incluyen la congelación de activos y la prohibición de entrar en territorio comunitario. Estos castigos se suman a los impuestos en noviembre por la UE que implican un embargo de armas y un veto a material que pueda utilizarse para la "represión interna" en Venezuela.

Publicidad