En Nevada, EEUU, una familia se dirigía al hospital para realizar la última revisión del bebé que estaban esperando. Una vez en el coche, el bebé decidió que no quería esperar más y la madre se puso de parto. La pareja iba acompañada por sus otros tres hijos. El mayor, que tenía 10 años, grabó toda la secuencia con el móvil.

El vídeo se ha hecho viral y en cuatro días ha conseguido más de nueve millones de visualizaciones.

Desde un pricipio Jayden estaba encargado de grabar toda la visita médica para mostrársela a su hermana cuando fuera mayor, lo que no estaba previsto es que Jolee naciera en ese momento. De camino al hospital Napier comenzó a avisar a su marido: "Mike, el bebé ya viene, el bebé ya viene" y en menos de cuatro minutos el bebé ya había nacido.