HA SIDO DETENIDA

Una madre graba con cámara oculta los abusos de una profesora hacia su hija autista en Estados Unidos

La policía detuvo a la profesora y las dos asistentes tras ser acusadas por abusar y maltratar a la menor en la ciudad de Martinsburg, en Estados Unidos.

Niña de espaldas

Publicidad

A Amber Pack, madre de la niña de 6 años, le llamó la atención que su pequeña ya no quisiera ir al colegio con el resto de sus compañeros. Hasta que un día tomó cartas en el asunto y descubrió lo que realmente le estaba sucediendo a Adri, su hija.

Adri es autista. Cada vez que se acercaba con su madre a la parada del autobús, donde la recogía el autocar del colegio, comenzaba a llorar desconsoladamente y se negaba a subir con el resto de sus compañeros.

A Amber le impactó la reacción que su pequeña acababa de tener. Para averiguar qué es lo que le podría estar sucediendo, la madre colocó una cámara oculta en el cabello de Adri. Las primeras grabaciones no desvelaban mucha información debido a la obstaculización de la melena de la pequeña. En un segundo intento, Amber le recogió el pelo a su pequeña y se encontró con las peores de las noticias.

La grabadora, que estuvo en funcionamiento durante ocho horas, mostraban la crueldad y los abusos que su hija estaba sufriendo por parte de su profesora, Christina Lester; y sus dos asistentes, June Yurish y Kristin Douty.

"Cuando Adri regresó a casa, estaba horrorizada y no podía creerlo. Mi hija había llegado a casa con marcas en sus brazos. Parecían ser contusiones de presión por fuertes apretones", comenta Pack a los medios. Además, según relata Amber, las maestras amenazaron con "reventarle los dientes" y dejarle sin comer.

La madre no dudó en ponerse en contacto con la policía para denunciar los hechos. Al poco de los días, un agente se presentó en el centro educativo para interrogar a la maestra sobre lo ocurrido. Según el policía, la maestra argumentó que se dirigía a sus dos compañeras y no al menor, como denuncia Amber.

Al ver que la denunciaba no prosperaba, Amber decidió colgar el vídeo en Facebook y en poco tiempo logró alcanzar las 10 millones de visitas. Ante las reacciones de los usuarios y la difusión a través de los medios de comunicación, el fiscal general presentó una demanda civil contra Lester, Yurish y Douty por no sólo agredir a Adri, sino al resto de los estudiantes. Finalmente, acabaron detenidas.

Publicidad