Imagen de archivos pies de un bebé.

Publicidad

Asesinato

Una madre consumidora de cocaína echa agua hirviendo a su bebé y la deja sufriendo hasta la muerte 1 hora

La madre ha sido condenada a cárcel de por vida con cumplimiento mínimo de 21 años por el asesinato de su bebé de 19 meses después de echarle agua hirviendo y en lugar de prestarle ayuda ponerse a limpiar la casa durante una hora, tiempo en el que falleció la pequeña.

Una hora de sufrimiento extremo padeció la pequeña Gracie de 19 meses hasta morir después de que su madre, consumidora de cocaína la quemase con agua hirviendo. La madre ha sido condenada de por vida con un mínimo de 21 años de cárcel tras ser declarada culpable de asesinato.

Los hechos ocurrieron el pasado mes de marzo, Katie Crowder echó agua hirviendo sobre la bebé Gracie de 19 meses. La hora posterior la pasó limpiando en lugar de ayudar a la pequeña.

Los fiscales aseguraron en el juicio que "no fue una muerte instantánea", y agregaron que "le habría llevado alrededor de una hora morir", según ha publicado Daily Mail.

La importante pérdida de líquidos en los vasos sanguíneos de la menor, causada por las lesiones sufridas, provocó un fallo multiorgánico grave que le llevó a la muerte.

"Por alguna razón, en lugar de buscar atención médica inmediata para Gracie, que bien pudo haberle salvado la vida, Katie no buscó la ayuda de sus padres, que vivían a pocos metros de distancia, hasta después de la muerte del bebé", afirmó el juez.

La madre de Gracie ingirió una cantidad importante de cocaína durante la mañana del asesinato pero no se puede establecer si fue antes o después de que vertiese agua hirviendo sobre la bebé.

Publicidad